Ni PP ni Ciudadanos han afrontado nunca las inversiones necesarias para modernizar las redes de abastecimiento y saneamiento en Badajoz y el resultado son las constantes roturas que afectan a toda la ciudad.

Para el grupo socialista, Badajoz no saca rendimiento a las supuestas mejoras tecnológicas de los últimos años para el telecontrol de fugas de agua.

Los socialistas lamentan que el alcalde no haya girado visita a ninguno de los dos socavones para evitar empeorar su imagen.

CALDERILLA PARA LA RED DE ABASTECIMIENTO. Acometer obras en el subsuelo de la ciudad se rentabiliza mal electoralmente, no son obras “agradecidas” porque no se ven. Es mejor arreglar una plaza, aunque no sean tan imprescindible. Eso deben pensar tanto PP como Cs pues en las últimos dos décadas las inversiones han sido escasas, insuficientes para acometer el mal estado tanto de las redes de abastecimiento como de saneamiento. En la legislatura 2015/2019 la inversión anual media fue de 346.000 euros. No hay un estudio serio sobre el coste total de poner al día la red de saneamiento. Por ello, el equipo de Gobierno ha venido haciendo el ridículo con previsiones de cantidades para mejorar toda la red (240 kilómetros) y que nunca se ha creído el PSOE: en 2022 han dicho que se necesitan 106 millones de euros, en 2018 que 100 millones y, en 2015, 180 millones de euros. Con lo que se ha invertido en esta legislatura, se acabaría de renovar toda la red de aguas en 2.147, dentro de 125 años.

Incluso las próximas obras en la red de aguas en Ricardo Carapeto y en otras vías, y a las que ya se refirió el PSOE el 5 de julio, se harán 19 meses después de incluirse en el Plan de Impulso de 2020. Sin olvidar que las obras para cambiar la red de abastecimiento de la principal arteria de San Roque estaban previstas en 2011. Los ahorros municipales en estos 11 años han sido importantes, pero nada impedía al PP decir: “no tenemos el dinero que hace falta porque no es infinito”. En 2011, cambiar la red de Ricardo Carapeto, se presupuestó en 400.000 euros, en este 2022, costará 994.000 euros.

NO SE VEN LAS SUPUESTAS MEJORAS TECNOLÓGICAS PARA EL TELECONTROL DE FUGAS DE AGUA. El equipo del PP se ha venido jactando de que la red municipal de agua de Badajoz era “controlada a distancia las 24 horas del día, los 365 días del año”. Que en 2018 Aqualia inició “la renovación del actual sistema de telecontrol, que permite al Servicio Municipal de Aguas detectar averías, fugas, y conocer la calidad del agua…”. Unos trabajos de modernización, “con supervisión continua del funcionamiento y estado de las infraestructuras”, que aseguraron iban “a incorporar los últimos avances tecnológicos” y que supusieron un coste de 700.00 euros. Pero para Ricardo Cabezas cuando se producen cortes no llega el agua a los domicilios (nos hablaron de anillos perimetrales para que eso no ocurriera), no se detectan fugas, y las roturas de la red se siguen descubriendo “por observación”, en situaciones sobrevenidas. Por supuesto, los socavones están ahí y sacan a superficie el mal estado de las redes de agua de la ciudad.

Del socavón en Ramón y Cajal no duda Cabezas que se haya producido por un movimiento de tierra tras una fuga, pero discrepa que sea del sistema de riego de los jardines de esta avenida al replantarse flores hace mes y medio, ya que no se ha instalado ahora, sino que data de 2018 cuando se pusieron plantas que luego se secaron.

SOCAVONES QUE NO EXISTEN PARA EL ALCALDE. Ya puede ser un socavón lo grande que quiera que el alcalde no visita estas cosas porque dan mala imagen. “Él está para cosas positivas. De problemas como el cese de Mª José Solana, la crisis abierta con el PP, o del conflicto con unos funcionarios, no le interesan. Vive en una realidad inventada”, sostiene el portavoz socialista, que ha pedido saber cuánto ha costado reparar todas las roturas en Ricardo Carapeto desde 2011.

Fotos: PSOE Badajoz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad