Para el PSOE, el equipo de Gobierno está roto y necesita estabilidad. El caso de la Policía Local, las mentiras que lo rodean y la mala gestión del alcalde de principio a fin, ha sido el detonante.

El portavoz socialista ha avanzado que Los Palomos se han “salvado”, que tendrán policías locales pues hay unos 17 que no han completado las 80 horas extras ni los cinco turnos en festivos.

Ricardo Cabezas pensaba que el cambio de alcalde iba a ser positivo, que no se cumpliría aquello de más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer, pero la experiencia ha resultado mal, “ha salido rana”. Para el PSOE el equipo de Gobierno está roto y debe de dejar de chocar entre sí pues lo sufre Badajoz y la ciudad está por encima de los 14 concejales que deciden el día a día. Ha pedido hoy que “pongan un nombre para alcalde o alcaldesa, el que quieran y contarán con los votos necesarios del PSOE para gobernar en solitario los próximo 11 meses. Quiero estabilidad y que el Ayuntamiento y la ciudad vayan a velocidad de crucero en la ejecución de obras y proyectos”.

Que, aunque “fue gente del PP la que buscó que yo no fuera alcalde a inicio de legislatura como primer objetivo, debo decir que no todos somos iguales. No pido nada a cambio”, ha manifestado Cabezas para añadir después, que no pide para él ni para el PSOE, pero sí cuatro cosas para la ciudad: que se ejecuten todas las obras pendientes de planes de impulso, anexos de inversiones y de fondos europeos, seis millones más para adecentar la ciudad, reducir concejales liberados y personal de confianza. Reclama trabajar sin descanso por la ciudad pues ahora exige generosidad y templanza, por encima de las siglas. Le da una semana al PP para que decida dar un golpe de timón y otra forma de hacer las cosas.

POLICÍA LOCAL O LA LEY DE MURPHI. Asegura Cabezas que, para él, el alcalde no ha estado a la altura de las circunstancias. Que le ha sobrado altanería, mentiras y le ha faltado capacidad de respuesta. Que el cargo le viene grande, que ser alcalde no es solo sonreír y anunciar obras, que lo suyo ha sido una dejación de funciones, cree que la gestión que ha realizado era difícil hacerla peor. Y le pregunta que, desde el día 30 de abril en que la Policía Local dijera que no haría refuerzos policiales, cuántas veces se ha reunido con ellos y sus representantes. Que dice que se afana en hacer los trámites para que puedan cobrar, pero estaban pendientes desde septiembre y lo sabía y es algo que obvia sistemática e interesadamente. Ni que ha autorizado trabajos sin tener crédito, con todo lo grave que es eso, sin importarle las consecuencias. El portavoz socialista tiene claro que si los policías no se plantan seguirían sin cobrar un año después.

Incide en que la propia concejala de Policía ha dejado a la altura del betún al alcalde, le dice que son cosa suya los dispositivos de seguridad sin pasar por junta de gobierno local y sin partida económica, incluso hay decretos donde el alcalde pide esos dispositivos de seguridad al superintendente, acrecentando la irregularidad. Y parece que no se ha enterado o no quiere reconocerlo, pero el alcalde ha sido imprescindible en toda esta cascada de mal hacer, con el Ayuntamiento de Badajoz como primer damnificado, que no ha sido una institución seria en este proceso.

Reprocha el concejal socialista que nadie quiera asumir responsabilidades, ni errores, ni hacer autocrítica. Por eso pide al alcalde que mida ya sus palabras, que no ha atendido los requerimientos de Intervención, sino lo que figura en el acuerdo Marco. O recrimina el “olvido” de incluir con partida suficiente los trabajos extraordinarios de la Policía Local en el presupuesto de 2022. O que dijera ayer que la convocatoria de turnos extraordinarios iba a pasar por la junta de Gobierno dejando sin ese poder a la Jefatura de Policía Local, cuando ya se vino haciendo hace años y por eso ha preguntado, “¿en qué momento y quién decidió que esos trabajos de la policía no entraran en el orden del día de la junta de gobierno? Pareciera que este equipo de Gobierno está abonado al área premium de la Ley de Murphy”. Si se continúa alimentando la confusión y la mentira, los socialistas pedirán un pleno extraordinario con los servicios extraordinarios de la Policía Local de Badajoz como tema monográfico.

Ricardo Cabezas demuestra que sí se pagaron antes los servicios extraordinarios de Policía Local dando cuenta a la Junta de Gobierno.

LOS PALOMOS. Ricardo Cabezas ha asegurado que Los Palomos se podrán desarrollar, se han salvado, que habrá a disposición unos 17 agentes locales, los mínimos, que no han consumido al completo ni las 80 horas ni los cinco festivos, es decir, con este dispositivo y el apoyo de otros servidores públicos, podrá salir adelante esta gran fiesta de la ciudad. Eso no quiere decir que los policías de Badajoz vayan a dar su brazo a torcer, significa que conocen cuál es su responsabilidad, su compromiso laboral y de servicio público.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad