Este proyecto, que apoyó el PSOE en el plan de impulso, demuestra que las quejas de los vecinos por la falta de poda en toda la ciudad eran justificadas.

El concejal de Parques y Jardines debe saber que cuando más se va a invertir en poda será en esta legislatura y por la desafección de los vecinos ante el penoso mantenimiento general de la ciudad.

El PSOE presenta al próximo pleno una ordenanza de protección del arbolado urbano con el respaldo de Salvar el Parque Ascensión.

Nunca es tarde para adecentar la ciudad, pero el equipo de gobierno del PP debiera reflexionar ante su insultante dejadez de los últimos años, también en la poda de la masa arbórea de la ciudad. Estaban más preocupados en engordar los ahorros municipales que en dar un buen servicio y cuidar la ciudad. Y ante la “reválida” electoral del próximo año y para evitar una nueva debacle de votos, este equipo decide rectificarse y reconocer que las denuncias de vecinos y del PSOE por una falta de poda estaban justificadas. Y lo que fue poda externalizada, también extraordinaria, ahora la multiplican por cinco. Incluye, “dice” el concejal, hacer un inventario (no es la primera vez que lo anuncia y no cumple). Nunca antes se hizo una “poda extraordinaria” por medio millón de euros. Lo que sin inmutarse llama el edil eliminación de ejemplares muertos o enfermos, rebajado de ramas o revisión, debiera haber sido un trabajo ordinario y no excepcional.

Es cierto que se han hecho podas por barrios (2020/21, 130.000 euros), pero no es extraordinaria por llegar a toda la ciudad, eso se ha debido hacer en anteriores anualidades aunque fuera de manera testimonial, sino por el importe. Con anterioridad, en 2009, y con el Plan E del Gobierno de España, con José Luis R. Zapatero en la Presidencia, se invirtieron 430.000 euros, pero en este caso en trabajos selvícolas y de reforestación en Tres Arroyos y Monte Cedeño.

ORDENANZA DE GESTIÓN Y PROTECCIÓN DEL ARBOLADO PÚBLICO URBANO. El pasado martes 18, un día antes de la rueda del concejal de Parques y Jardines, la concejala Ana Rufo Morgado registró una moción para lograr sacar adelante una ordenanza dirigida a “mejorar la salud” del arbolado de la ciudad. Una ordenanza gestada por Salvar el Parque Ascensión que los socialistas quieren que sirva como documento base para agilizar la consiguiente tramitación.

La ordenanza encuentra amparo legal en la Ley 8/1998, de 26 de junio, de conservación de la naturaleza y de espacios naturales de Extremadura cuyo objetivo es establecer el marco normativo de protección del medio ambiente y la consideración de los recursos naturales como un patrimonio común de la sociedad.

Esta ordenanza, asegura Rufo Morgado,  será el instrumento válido del Ayuntamiento de Badajoz mediante el cual se establecerán las condiciones para garantizar la protección de las zonas verdes y del arbolado urbano, y servirá igualmente, de orientación y guía de los comportamientos sociales e individuales con respecto a dichas zonas.

Para la concejala socialista, Ana Rufo, el valor de este patrimonio vegetal,  de estos miles de árboles, reside tanto en su elevado número como en su diversidad de especies que lo componen, más de tres centenares, lo que en sí mismo representa un hecho singular en un entorno climático de duras condiciones.

La presente ordenanza establece el obligado cumplimiento relacionado con la función social de la propiedad y el deber de conservación del arbolado primando el interés general sobre el particular. También pretende sentar las bases para la futura redacción del Plan Director del Arbolado Urbano de Badajoz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad