El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Badajoz, Ricardo Cabezas, ha anunciado una moción por la vía de urgencia el pleno del próximo miércoles en la que pide la apertura de un expediente disciplinario con suspensión cautelar de funciones para el jefe de la Policía Local, Rubén Muñoz.

(PSOE Badajoz y Europa Press).- El objetivo es aclarar «todo este despropósito que está consintiendo el Partido Popular, no sabemos por qué, no sabemos qué relaciones, qué vínculos hay ahí con el Partido Popular y con el señor Gragera a la cabeza como alcalde».

Cabezas ha avanzado igualmente que «por supuesto» están estudiando con los servicios jurídicos del partido iniciar acciones legales contra el primer edil, la concejala del PP con responsabilidades en la Policía Local, María José Solana, y contra el superintendente.

En una rueda de prensa acompañado del concejal socialista Javier Monroy, el portavoz del PSOE en el ayuntamiento pacense ha señalado que en la ciudad conviven «muchos» ciudadanos que forman parte de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, como Policía Nacional, Guardia Civil o militares y «no puede ser que con esta subida o estas horas extraordinarias que el equipo de gobierno intenta consentir al jefe de la Policía, se ponga por encima de un general de brigada o tenga un sueldo más alto que el jefe regional de la Policía Nacional».

«No lo podemos consentir porque entendemos que es un auténtico insulto a estos profesionales, a estos funcionarios públicos», ha expuesto, para remarcar qué se puede esperar de un Partido Popular «que consiente rayando la prevaricación estas horas extraordinarias por valor de 250.000 euros», en referencia a la sentencia que no ha dado a Muñoz la razón por su reclamación de unas 4.000 horas y que ronda la citada cantidad.

Desde el PSOE, entienden que el equipo de gobierno «demasiado está sangrando» las arcas municipales con 14 liberaciones «como para cometer un atentado de estas características y de este nivel».

Tampoco puede consentir, ha apuntillado, «este desprestigio tan grande que está sufriendo la Policía Local ante la ciudadanía», el cual «viene de muy poquito» y está afectando a la «gran mayoría» de los profesionales de este cuerpo, cuyo jefe lleva «mucho tiempo» intentando, con sus «compañeros» y «amigos del Partido Popular», «este sangrado a las arcas municipales».

Javier Monroy y Ricardo Cabezas, hoy 23 de junio de 2022 en rueda de prensa.

CASOS CONCRETOS

Por su parte, Javier Monroy ha señalado en su intervención que, desde que el superintendente llegó en 2013 a la ciudad, ha pasado de tener dos medallas a 23, como también se ha referido a hechos concretos, como un partido de fútbol el pasado 2 de octubre cuando se montó un atasco de tráfico «monumental» y en el que los policías que trabajaron aquella tarde dieron como explicación que no se disponía de efectivos para atender dicho evento deportivo.

Al respecto, ha expuesto que aquella semana había nombrado un servicio extraordinario de ocho agentes para cubrir la regulación de tráfico de dicho partido, pero que el día anterior el jefe de la Policía Local dio orden de que el servicio se anulara y que se llamara a dichos ocho agentes nombrados para que no se presentaran el sábado.

No obstante, ha agregado, solamente pudieron localizar a cinco, y tres se presentaron a la hora prevista y el jefe dio la orden de que los enviaran de servicio a Cerro Gordo.

El resultado, según Monroy, fue una «mala imagen» para la ciudad y los policías que estaban trabajando esa tarde, a la vez que ha indicado «para mayor desvergüenza» que el PSOE ha podido saber por la documentación que existe en el ayuntamiento que el jefe de la Policía Local reclamó el pagó de 441,78 euros «en concepto de horas extraordinarias por aquel partido después de hacer lo que hizo».

Así, entiende que hay motivos «más que suficientes» para que se adopten las medidas tendentes a esclarecer lo ocurrido «ante unos hechos gravísimos, llegando de inmediato a la apertura de un expediente disciplinario al jefe de la Policía Local, y que se tome como medida cautelar e inmediata la suspensión de sus funciones hasta que se resuelva el citado expediente».

También se ha referido a una intervención el 8 de mayo en la calle Sepúlveda en la que el jefe de la Policía Local dice que un individuo le atacó mostrándole un arma de fuego, sobre lo cual ha dicho que «todavía» no saben nada, así como que «parece» que, según el visionado que se hace de las cámaras de la zona, «resulta que no aparece ningún arma ni ese joven llevaba ningún arma entre sus manos».

Sobre la «famosa» subida del sueldo de Rubén Muñoz y la reclamación de «presuntas» horas o servicios extraordinarias ha dicho que «todo parte de unas peticiones por escrito que hace el propio interesado», que en sus informes «dice que ha realizado tantas horas en tales días» y que «consigue el apoyo, el aval de su concejala de policía, que da por sentado que eso se ha trabajado y se reclama». Como ha recordado, la sentencia conocida en junio no le ha dado la razón.

Foto portada: El concejal socialista Javier Monroy muestra, ante la mirada de Ricardo Cabezas, una foto del jefe de la Policía Local donde se ve que cuando llegó tenía dos medallas y ahora 23.

Fotos: PSOE Badajoz.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad