Los socialistas reclaman más autobuses de refuerzo en horas punta en esta misma línea donde los usuarios van como sardinas en lata.

Los vecinos de Cerro Gordo se quejan de que llegan tarde al trabajo o los más pequeños entran con retraso al colegio. Cuentan al PSOE que muchos días los viajeros de la línea 18 van como sardinas en lata y que esta misma semana ha habido varios mareos por esta circunstancia.

De todo esto tiene constancia TUBASA, el problema es que se están reiterando las incidencias más allá de lo tolerable y, aunque se han puesto autobuses de refuerzo, deben ser insuficientes en determinados momentos pues las quejas han proseguido. El grupo socialista ha comprobado que en la primera hora y media de circulación de los autobuses van abarrotados, que los refuerzos deben empezar a las 07:30 y que el mismo proceso se produce a partir de las 14 horas, de nuevo sobrecargados de viajeros. Lo suyo es que ningún día de lunes a viernes y a ninguna hora la situación sea sobrevenida, pues es muy previsible lo que ocurre. El servicio debe ser de una calidad máxima, pues es un dineral lo que cuesta actualmente el autobús urbano en la ciudad. Y tras la pandemia, se trata de recuperar viajeros y estas deficiencias no ayudan a ganar confianza en el servicio.

La Línea 18 es la que más usuarios utilizan a diario en toda la ciudad, comienza en Cerro Gordo y termina en el centro comercial El Faro. Su frecuencia es cada 20 minutos de lunes a viernes, cada 30 minutos los sábados, y domingos y festivos, cada 45 minutos.

Fotos: PSOE Badajoz.