Las obras inminentes se corresponden con el deterioro por falta de uso 

Periódicamente se anuncian obras ante una inminente apertura que no llega nunca y así han pasado seis años 

El PSOE celebra que el albergue juvenil no se destine finalmente a alojamiento de peregrinos pues no hay peregrinos que lleguen a la ciudad

Lo del Albergue Juvenil El Revellín y el edificio de asociaciones, como el viejo COC o el área de hostelería del Fuerte de San Cristóbal son tres historias interminables de gestión municipal donde el trabajo del PP se ha llenado de gloria. Ahora tocan reparaciones en el albergue, motivadas en buena medida, por la falta de uso.

Se mantienen en el candelero estos edificios mediante mentiras y falsas actualizaciones para su apertura o con nuevos añadidos (obras, cambio de finalidad…) que solo hacen que retrasar su puesta en funcionamiento. Lo cierto y verdad es que de nuevo este verano el albergue estará cerrado (y será el sexto), las instalaciones para hostelería del fuerte seguirán sin uso (ocho años desde que se hicieran) y el viejo COC seguirá añorando sus días de gloria (que terminaron hace cinco años). Un buen currículum, sí señor. Pero les da igual, ni tienen prisa, ni les importa verdaderamente impulsar el patrimonio municipal y salvaguardar los números municipales.

En el PSOE están cansados de cuestionar la inoperancia del equipo de gobierno del PP con respecto al albergue. Están hartos de la dejadez municipal y que todos los concejales de Juventud que tienen y han tenido adscrito el revellín en todo este tiempo, les ha faltado ganas y saber para dar uso certero al mismo, caracterizándose su gestión por su flojedad e indolencia. Ya hace cinco años se estaban redactando los “nuevos” pliegos de condiciones del albergue que permitirían licitar su gestión externa. Pero es que hace siete los pliegos para dar uso a la zona de hostelería del Fuerte de San Cristóbal estaban terminándose. Y al COC lo han querido dar otra finalidad, pero solo para ganar tiempo, que finalmente ha sido tiempo perdido.

Afortunadamente no todo es negativo, el equipo de gobierno del PP se ha caído del burro y ha dicho a los medios que el albergue ya no será un lugar para acoger a peregrinos. “¿Qué peregrinos?”, se preguntan en el grupo municipal socialista. Alojar peregrinos como aseguraron hace meses fue una idea “peregrina”, absurda, que no tenía ningún fundamento y que era un buen ejemplo de lo perdidos que han venido estando a la hora de abrir este edificio municipal, que no olvidemos es BIC.

Foto: Archivo PSOE Badajoz