Ninguna calle de las 27 anunciadas, incluidas las nuevas en plataforma única, están libres de cableado aéreo.

El portavoz socialista lamenta el bajo interés del tripartito en mejorar la imagen del Casco Antiguo y cuestiona que esta operación no cuente con partida económica en 2022 y 2023.

Ricardo Cabezas se muestra molesto al no poder avanzar en la retirada del cableado aéreo en las calles del Casco Antiguo. Pidió más de 200.000 euros para ello en el último plan de impulso, pero allí no aparece nada, tampoco en el presupuesto plurianual 2022-2025. “El objetivo era la eliminación de áreas degradadas paisajísticamente por cableado y lo cierto es que los avances en esta legislatura pasan sin pena ni gloria y seguimos siendo de las últimas ciudades en retirarlos, en algunos casos llegamos 19 años tarde”, señala el líder socialista.

Las acciones emprendidas a mediados de 2021 (por 166.371 euros, IVA incluido y 30.000 euros después) para ir soterrando y ocultando el cableado aéreo en el Casco Antiguo, no han logrado eliminarlo de ninguna de las 27 calles previstas. Ni una sola. Ninguna de las calles convertidas en nuevas plataformas únicas (Hernán Cortés, Vicente Barrantes, Arias Montano, ni las anteriores de San Blas, plaza San Andrés, José López Prudencio o un trocito de Arco Agüero) han visto desaparecer los cables cruzando las calles o en la intersección con otras. En algunos casos como la calle San Blas, en el entorno del Museo Catedralicio, es de auténtica vergüenza. Lo mismo en la calle de La Soledad, donde tras una obra, cuelgan sin prisa desde hace meses grandes mangueras de cableado en fachadas dando una penosa imagen a propios y visitantes.

Pero tampoco se ha logrado soterrar el cableado aéreo en calles como Bravo Murillo, parte alta de Arco Agüero, Sepúlveda, Felipe Checa, Concepción Arenal, Donoso Cortés, De Gabriel, San Pedro de Alcántara, Santa Lucía, Soto Mancera, Moreno Zancudo o Santo Domingo. En Luis Braille y José Lanot se han puesto canaletas, pero no se ha introducido ningún cable, algo que se repite en muchos otros puntos del callejero. Ni una sola de estas calles o las anteriores ha visto eliminar del todo el cableado aéreo que tanto las afea.

CABEZAS HIZO YA UNA PROPUESTA EN 2018. Ricardo Cabezas pidió ese año planificar el soterramiento de cableado en el Casco Antiguo. Valoraba entonces positivamente el anuncio de empezar a ocultar cableado de fachadas y entre edificios (que realmente empezaría en 2021 y solo unos meses), pero alertó de que no debe ser una acción aislada, sino que debe hacerse de continuo, sin parar.  Cabezas recuerda que la ciudad llega 19 años tarde a soterrar cables para evitar el impacto negativo en la estética de calles y plazas, algo que ya se ha concluido en muchas otras ciudades como Cuenca o Bilbao. Pero duda de la voluntad para dar solución a este problema desde el equipo tripartito municipal, tal y como han demostrado. Por eso cree, y así lo trasladó en 2018, que lo mejor es firmar un documento contractual siguiendo el ejemplo de otras ciudades donde, además del Ayuntamiento de Badajoz, haya un compromiso escrito de compañías eléctricas o de telefonía, con una planificación solvente y ambiciosa en el tiempo. Considera que hacer bien este trabajo es complejo, en otras ciudades se han marcado entre tres y cinco años para llevarlo a cabo y aquí lo poco que se ha hecho ha sido en unos meses.

A los socialistas no les parece la mejor opción la típica canaleta de aluminio que se ha puesto, pues hay otras alternativas más respetuosas con el entorno con cubre cables o tapacables que adaptan tamaño y color a cada cornisa, columna o moldura, con esquineros ingleteados, adaptables a toda casuística. Es indudable que ha faltado buen gusto a lo poco realizado para un resultado final de calidad en esta encomienda municipal y esperan que se aprenda de los errores.

GALERÍA DE FOTOS.

Fotos: PSOE Badajoz. Foto portada: Cables en calles San Blas, Badajoz

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad