Cabezas quiere más cámaras en el Casco Antiguo, ampliándolas con una red de videocámaras con Inteligencia Artificial y, si la propuesta tiene buenos resultados, extenderla a otros barrios de Badajoz.

El portavoz socialista hace una apuesta por la última tecnología en videoseguridad que poco tiene que ver con las cámaras que se colocaron recientemente en el Casco Antiguo, admiten parámetros para cribar las imágenes o rastrear a un sospechoso con una resolución tan alta que podían analizar el más mínimo detalle, incluso en condiciones adversas.

Ricardo Cabezas, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Badajoz, quiere que la próxima compra de cámaras para vigilancia sea aplicando la última tecnología en videoseguridad. Y lo último es la Inteligencia Artificial (IA) destinada a la vigilancia de las calles, permitiendo introducir parámetros de búsqueda como por ejemplo el género, rasgos físicos, vestimenta, vehículos utilizados o rastrear desplazamientos en la zona supervisada para localizar a un sospechoso que ha huido. Todo con una alta calidad en las imágenes y un grado de definición máximo para facilitar la investigación policial. Esta nueva tecnología facilitará la labor de la Policía Local, que podrá cruzar grandes cantidades de datos y, de esta manera, agilizar rastreos y posteriores identificaciones.

Evidentemente en todo este proceso se debe garantizar el anonimato en la vía pública y los ángulos de las cámaras deben ajustarse para garantizar la protección de datos, debiendo recibir la autorización de la Comisión de Videovigilancia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Para no perder más tiempo, Ricardo Cabezas pide encargar ya la redacción del proyecto para definir el número de puntos de conexión, ubicaciones y el software que se precisa. En el PSOE creen que el número de cámaras instalado es ahora mismo insuficiente, que debe intensificar, sobre todo en las zonas conflictivas o de paso y que esta propuesta será bien recibida por la ciudadanía y el comercio del centro.

Considera Cabezas que, si la propuesta inicial en 2019 era de 40 cámaras de seguridad en el Casco Antiguo y Alcazaba, después se quedó en 22 y finalmente en 9, hay una evidente necesidad a cubrir y no se puede tardar 3 años como ha ocurrido. Además, recuerda que la concejala delegada de Policía Local expresó ya su intención de “ampliar su número a corto plazo”.

El Ayuntamiento de Zaragoza ya redacta el proyecto para instalar una red de videovigilancia con Inteligencia Artificial (IA) para antes de fin de año, lo mismo hacen municipios como Almoradí o Torre Pacheco. Y ya hay instaladas 61 cámaras de IA en Las Rozas (Madrid).

Foto: Ayuntamiento de Zaragoza (desde Smartcity.es)