El portavoz socialista le recrimina al alcalde su trágala a lo que decide la Junta de Extremadura y le exige que siga los pasos y que proteste como ha hecho Antonio Rodríguez Osuna, alcalde de Mérida

Pero Cabezas pregunta también qué ocurrirá en 2025 con el día 19 de marzo, San José, conocido como Día de Badajoz, si seguirá siendo festivo

Cabezas señala que “cualquier pacense reconoce que el hecho de que el martes no sea festivo regional reduce el número de visitantes al lunes y martes del Carnaval de Badajoz. Hace un año, cuando la Junta socialista decidió convertir el martes en festivo en toda la Comunidad de Extremadura, Gragera valoró como una “magnífica idea consolidar el Martes de Carnaval” como festivo autonómico. Ahora, con los suyos en el Gobierno regional, calla y traga. Causa vergüenza que esto sea así y no defienda sin equívocos lo que beneficia a la ciudad. Y ya van unas cuantas”.

El líder socialista recuerda que, si no hubiera sido festivo el pasado Martes de Carnaval, el traslado del gran desfile de comparsas, grupos menores y artefactos a ese día, no hubiera batido récord de público. Por ello cree, que en 2025 será una mala noticia que este día no sea festivo en toda Extremadura, tal y como propone el decreto que fija el calendario de días festivos. De ahí que Cabezas recrimine al alcalde que trague con lo que dice la Junta del PP y le recuerda que se debe a la ciudad más que al Partido Popular. Espera que siga los pasos del alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, y presente alegaciones para que se consolide el Martes de Carnaval como festivo regional, lo contrario sería una pésima noticia. “Mucho traer a Guardiola al balcón del Ayuntamiento el día del pregón para que se luzca, pero en cuanto puede nos quita algo”, advierte Ricardo Cabezas.

DÍA DE BADAJOZ. Y volver a situar como festivo local el Martes de Carnaval (al eliminarse como festivo regional) obligará a tomar una decisión sobre el 19 de marzo (San José), Día de Badajoz, que se había quedado con el día de fiesta local carnavalero. Cabezas pregunta si hay un decisión tomada, pues este festivo era otro que quería consolidar en el calendario el alcalde hace un año, cuando dependía del exconcejal de Vox, que en 2022 consiguió que se institucionalizase.