Los socialistas afirman que primero comunican a la UNED que se vaya de donde está y luego le preguntan qué necesita. Tienen claro en el PSOE que lo que importa al PP es echar a la UNED de plaza Alta porque es mucho edificio para ella, y de todo lo demás, ya se verá 

El grupo socialista espera que ya haya puesto fecha y hora el equipo de gobierno a la reunión pedida por la UNED con el alcalde, aunque lo dudan

Es evidente que al equipo del PP no le ha gustado que el PSOE hiciera público el pasado 28 de junio la notificación a la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) de que dejara el edificio de la plaza Alta, después de 17 años. Pero desde entonces todavía no han dado la cara, ni la concejala de Patrimonio (salvo una nota, pues debe tener un trabajo inmenso), ni por supuesto el alcalde, que él está para cosas amables y molonas y no para hablar sobre conflictos ni malos rollos, aunque los haya creado él.

INCOHERENCIAS. Dice la concejala de Patrimonio que “este ayuntamiento tiene la voluntad de que la sede de la UNED permanezca en la ciudad”. Puede ser verdad. Lo que está claro es que el Ayuntamiento de Badajoz no quiere a la UNED en la plaza Alta por nada del mundo. Por otra parte, es falso que al Aula de la UNED se le tenga que declarar la caducidad del convenio por el exceso del plazo máximo establecido en la ley. Según los socialistas esto no es así y aún quedan muchos años para que lo sea. Además, el convenio obliga a notificar la rescisión con un año de antelación. Pero son incoherentes en el equipo de gobierno al decir que quieren volver a negociar nuevas propuestas, porque eso se hace cuando hay buena disposición, antes de notificar la rescisión unilateral y sorpresiva del convenio en vigor. Y lo hacen al revés, ahora es cuando quiere el Ayuntamiento de Badajoz que la UNED exponga “sus condiciones, la actividad presencial que desarrollan y las tutorías que se imparten y determinaremos las mejor forma de cubrirlas”, y no antes de comunicarles que les echan de donde están.

PARECE SER QUE ESE EDIFICIO ES MUCHO EDIFICIO PARA LA UNED. Ya pueden exponer lo que quieran, que es evidente que digan lo que digan los responsables del centro universitario, van a ser desalojados porque dan a entender desde el consistorio que ese edificio es mucho edificio para la UNED y que no están dispuestos a seguir cediéndoselo. Que se queden en Badajoz, pero que se vayan con la educación a distancia a otra parte. Resulta grotesco que la concejala afirme que la UNED debe adaptarse “al óptimo aprovechamiento de las instalaciones que se le puedan ceder en su momento”. Poniendo en tela de juicio que la universidad esté desaprovechando las instalaciones actuales y que ellos les van a ajustar el metro cuadrado. Es decir, de antemano, el equipo del PP ya tiene claro las condiciones y las necesidades de la universidad, que son incompatibles con la ubicación actual. Es decir, cuando se reúnan las partes para negociar qué pasa con el Ala de la UNED en Badajoz, lo que es innegociable para el equipo del PP es que la UNED nunca vuelva a donde está. En cualquier caso, en el PSOE esperan que el alcalde confirme la reunión con la universidad cuanto antes, aunque dudan que sea pronto y que cuente incluso con la presencia del señor alcalde, tal y como piden.

UN CHIRINGUITO EN LA PLAZA ALTA. La alternativa que oculta el equipo del PP a que una universidad siga ocupando un edificio municipal debe ser extraordinaria. Nadie se cree, salvo los concejales del PP, borrachos de la mayoría absoluta, que no esté decidido qué se alojará en el edificio del que echan a la UNED. En el PSOE creen que será un chiringuito de nuevo cuño, donde colocarán a dedo a gente del PP y ampliarán los cargos de confianza o como mejor convenga. Mamandurrias, como llaman en el lenguaje neoliberal. Y esa alternativa extraordinaria que tienen para ocupar las instalaciones de la UNED, nos la harán ver como de extraordinaria necesidad cuando llegue el momento. Y todo, con grandes dosis de oscurantismo.

Fotos: PSOE Badajoz.