Ahora mismo, la palabra “Badajoz” está unida desde hace casi cuatro meses a unas vallas en el parque del río, lo que no deja de ser una metáfora sobre lo que pasa en la ciudad, donde proliferan las vallas por doquier 

Los socialistas consideran un error añadir a “Badajoz” el subtítulo “Ciudad de las aves” pues, en el primer y único letrero de este tipo, debe aparecer el nombre de Badajoz limpio, sin lema alguno, como ocurre en otras ciudades

Este equipo de gobierno no tiene más que incidencias, a cuál más curiosa, que hacen que los proyectos se retrasen. Es lo que está ocurriendo desde hace meses con el proyecto para que Badajoz sea destino de turismo ornitológico. La empresa encargada no termina de consolidar la base del letrero, con el eslogan Ciudad de las aves, y así sigue casi cuatro meses después de que los pacenses se hicieran los primeros selfis frente a la “escultura”. Pareciera que este proyecto esté gafado desde que se presentó hace ya siete años, con pocos avances, dista mucho de estar consolidado, salvo para organizar unas rutas de avistamiento de vez en cuando, folletos y compra de prismáticos.

En el PSOE piden acabar la actuación cuanto antes ya que las letras se están oxidando, la gente decide no hacerse autofotos pues las vallas deslucen las instantáneas y todo resulta un tanto ridículo, si no fuera porque el nombre de Badajoz está en el punto de mira.

UN ERROR CONCEPTUAL. El eslogan “Badajoz, ciudad de la aves”, es el que indica una actividad para fomentar el turismo ornitológico. Hasta ahí. A falta de otra imagen identitaria similar, esa no puede ser la marca de Badajoz en solitario. No hay precedente en otra ciudad. La marca es “Badajoz”, sin lema, limpia, y esa debe ser la primera imagen que se debiera instalar en la ciudad. Con posterioridad, se pueden incluir leyendas como Ciudad de las aves, Capital del desayuno… Pero nunca acompañar con otro texto el logotipo original de la ciudad. El equipo de gobierno está implementando este proyecto al revés. El objetivo de esta iniciativa, creen en el PSOE, que debe ser reforzar la marca de nuestra ciudad y es un error aprovechar esa imagen, “esas letras”, para potenciar actividades concretas, que desvían la atención del propósito principal que es promocionar la ciudad en su conjunto. Mención aparte será considerar si se ha seguido un criterio de identidad visual corporativa de marca de ciudad, que piensan en el grupo socialista que han pasado por alto, o bien se ha utilizado un eslogan ya en uso de la actividad que promueve el avistamiento de aves.