Han pasado solo seis meses desde que acabó la obra y ni se ha ajardinado, ni se quitan las malas hierbas, la fuente no da agua y el estanque está sucio

De nuevo una falta de mantenimiento alarmante nos trae a la más dura realidad que vive la ciudad: se invierte en nuevos espacios públicos y tras inaugurarse dejan de cuidarse y presentan una imagen de desidia inadmisible

La inconstancia del equipo de gobierno, la necesidad de personal derivada de la mala gestión del PP durante muchos años en el ayuntamiento y una falta de celo por lo que es de todos, tiene consecuencias: un nuevo parque inaugurado hace seis meses (los cumple el 4 de junio) presenta grandes señales de abandono y demuestra que es difícil hacer las cosas peor y que los vecinos no se quejan de vicio, sino que los hechos les dan la razón.

Cierto es que antes de la recuperación de esta zona, también hubo un parquecito o arboleda en este lugar que jamás atendieron los dos últimos alcaldes. Por lo tanto, los vecinos están acostumbrados a todo. Se han acostumbrado a que la pátina de agua debajo de unos azulejos que replican una obra del gran pintor Francisco Pedraja, no dé agua desde siete días después de que el alcalde y los concejales de Vías y Obras y Parques y Jardines aparecieran por allí para hacerse la foto tras las obras. No se han plantado nuevos setos frente a la fuente como prometieron. El estanque de agua está lleno de suciedad y hace tiempo que no se limpia, sin alguna vez se hizo. En los taludes se colocaron setos de bajo porte que conviven con hierba muy crecida que ofrece una imagen de abandono y suciedad. Los parterres están descuidados y también se hace notar en ellos la hierba. En definitiva, un parque muy sencillo de ejecución y mantenimiento que no recibe la atención que merece por a quien está dedicado, una persona admirada por todos y que amó a nuestra ciudad como nadie. Por cierto, el busto del pintor sigue pendiente.

Lo curioso es que el día de la inauguración el alcalde dijo que “esta es una muestra de lo que queremos hacer”. Sin duda no es lo mejor que pueden hacer por Badajoz. Gastarse 330.000 euros, para que a los pocos meses el resultado sea tan malo es una irresponsabilidad muy grande. En el PSOE están hartos de evidenciar esta situación municipal congénita de dejadez y falta de mantenimiento del que no es ajeno ningún barrio de Badajoz pues, recientemente el PSOE ha denunciado zonas de ajardinamiento en mal estado en San Roque, paseo de San Francisco, ronda Norte, avenida Ramón y Cajal, parque de San Fernando, Pardaleras y muchos otros.

Fotos: PSOE Badajoz.