Por transparencia y para que los vecinos de la barriada sepan de primera mano cómo va avanzando el proyecto.

Una vez que está decidido que es el ayuntamiento el que debe agilizar los cambios necesarios en el Plan General Municipal para adecuar el uso de la parcela, esperan los socialistas que no haya ninguna nueva interpretación que retrase la cesión del suelo.

El equipo de Gobierno municipal es muy dado a machacar con abundante propaganda sobre cualquier proyecto municipal, por eso piensan los socialistas que no les costará nada tener informados a los vecinos de Cerro Gordo de cualquier avance en la tramitación para conseguir que la Junta de Extremadura disponga cuanto antes de suelo suficiente para construir un instituto en esta barriada. Cada papel que se mueva con ese objetivo, el grupo socialista quiere que se haga público, si no fuera así por iniciativa propia, preguntarán mensualmente en sesión plenaria.

Lo que no desea el grupo socialista es que llegue final de año y que todo siga igual. O que el equipo de gobierno aproveche cualquier circunstancia para culpabilizar a la Junta de una nueva demora. En definitiva, lo importante es actuar con responsabilidad y transparencia, aportar soluciones y acortar los plazos. Y, este sentido, el PSOE estará vigilante en todo el proceso y hablará alto y claro al respecto.

HAN TENIDO QUE RECTIFICAR. Tanto el alcalde como el concejal de Urbanismo no decían la verdad cuando manifestaban que era la Junta de Extremadura la que tenía que cambiar el PIR del Cerro Gordo para que allí se pueda construir un instituto tan deseado por los vecinos. Ya avanzó el PSOE, que el PIR no se podía cambiar porque ya forma parte del Plan General y técnicamente lo que se tenía que hacer en este caso es realizar una modificación puntual del Plan General Municipal para cambiar de uso una parcela de terreno que en la actualidad es zona verde por una de uso educativo. Pedro Miranda ya señaló que con esta modificación puntual se completaría la superficie demandada por la Junta para que, una vez cedidos los terrenos por el Ayuntamiento de Badajoz, la administración regional pueda realizar el proyecto de construcción y licitar las obras. “Así de sencillo es el proceso para que los vecinos del Cerro Gordo puedan tener su instituto. Todo lo demás son maniobras de distracción que el alcalde y el concejal de Urbanismo han copiado del Partido Popular, creyendo que la estrategia o el mantra de que la Junta no quiere a Badajoz también les va a funcionar a ellos”, advierte Pedro Miranda. Por lo tanto, la solución y la rápida o lenta ejecución del proceso urbanístico está en manos del ayuntamiento y no de la Junta de Extremadura. Es responsabilidad de Carlos Urueña, concejal de Urbanismo, al que le corresponde gestionar lo más rápido y eficiente posible esta operación para que la construcción del nuevo instituto en Cerro Gordo no se demore más.

Fotos: PSOE Badajoz. Archivo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad