El portavoz socialista dice que el alcalde se equivoca al buscar el enfrentamiento con otras administraciones en estas circunstancias y le pide convocar la junta de portavoces.

Cabezas reclama al alcalde pensar en el Badajoz de después del confinamiento donde es bueno llegar a acuerdos e ir juntos por el bien de la ciudad y sus vecinos.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Badajoz, Ricardo Cabezas, propone un gran pacto de ciudad, que se vea reflejado fundamentalmente en los presupuestos municipales que todavía no se han aprobado. “Es evidente que muchas de las cuestiones que ya se tenían previstas acometer este año ahora no son prioritarias. La prioridad son los desempleados y los autónomos. Proponemos además que todas las partidas no ejecutadas de presupuestos anteriores sean destinas a un mismo fin: recuperar el tejido empresarial de la ciudad y rescatar a los más desprotegidos. Reforzar nuestros servicios sociales y la economía local serán claves para una rápida recuperación”, advierte Cabezas.

FRAGOSO NO CONVOCA AL PORTAVOZ SOCIALISTA NI LA JUNTA DE PORTAVOCES. Es inadmisible que a estas alturas el alcalde no haya convocado al portavoz socialista ni la junta de portavoces para coordinar medidas de acción conjunta por el bien de la ciudad, como están haciendo otros alcaldes de la región pues al final quien pierde es Badajoz y sus vecinos. El líder socialista está a la espera de esa llamada, que Fragoso no debe olvidar que el PSOE fue el partido más votado en las últimas elecciones y referencia en la ciudad, y mientras tanto los concejales socialistas han optado por volcarse en todas las peticiones vecinales que les llegan y trabajar para ayudar a la ciudadanía, dejando hacer al alcalde y no cuestionando públicamente sus decisiones por el COVID-19 por el momento.

Ricardo Cabezas afirma que “hay que ir pensando en el futuro más inmediato, en el día después del confinamiento, hay que imaginar un nuevo Badajoz donde nadie se quede atrás.  Donde nuestra prioridad sean los más vulnerables, los que siempre han estado en crisis antes de esta pandemia, los tenemos bien identificados. Pensar en los hosteleros y pequeños empresarios que muchos de ellos fueron los primeros en cerrar y serán los últimos en abrir sus negocios.

FRAGOSO NO SE PUEDE ENFRENTAR A TODOS EN ESTA SITUACIÓN. El alcalde está iniciando, con su actitud, un camino muy peligroso de no retorno con el resto de instituciones públicas. Menos con el gobierno portugués, por el momento, se está enfrentando a todas las administraciones anteponiendo los intereses de su partido a los generales de la ciudad. Entiende el PSOE su obsesión por recuperar votos tras dilapidar la herencia de Celdrán, pero no de esta manera ni en estas circunstancias, consideran desde el Grupo Socialista.

En esta situación de crisis sanitaria lo que menos quiere la ciudadanía son disputas políticas gratuitas y sinsentido. Se necesita más lealtad institucional, más responsabilidad y más altura de miras.

ALÓ ALCALDE. Para el portavoz socialista “un regidor que se ha impuesto fecha de caducidad lo que tendría que hacer es colaborar, arrimar el hombro, dialogar, contar con todos en esta cuarentena para tener una buena despedida”. Por el contrario, se está viendo al Fragoso más absolutista, más engreído, abusando del Aló alcalde”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad