El Grupo Socialista confirma que desde el puente del 1 de noviembre solo se han puesto unos pequeños cipreses en las entradas a la plaza.

Al portavoz Ricardo Cabezas le preocupa que no se refuerce el mantenimiento en la plaza y recuerda que ya se acondicionaron estos jardines en 2007 y 2013 y el abandono acabó con ellos.

El trabajo de recuperación de los jardines de la plaza de San Andrés avanza muy lentamente. Los vecinos trasladan al PSOE que están preocupados pues no ven a trabajadores de la empresa adjudicataria del ajardinamiento. Que ayer fumigaron en la plaza y que desde el 1 de noviembre solo han puesto uno pequeños cipreses en las diferentes entradas y que los cercissiliquastrum, también denominados árboles del amor, que plantaron hace unos días, los han tenido que retirar por no “enamorar” a los técnicos municipales al ser excesivamente pequeños. En el PSOE dudan que en 30 días esté terminado el proyecto como aseguró el siempre prudente concejal de Parques y Jardines, aunque el plazo de ejecución es de 60 días. Para los vecinos y para el Grupo Socialista, los tres años de espera han  sido excesivos como para que ahora se ralentice más de una manera explicable, por eso reclaman una explicación solvente a estos contratiempos y el cumplimiento de los plazos.

SANTA PACIENCIA LA DE LOS VECINOS DEL CASCO ANTIGUO. Después de anunciar el ajardinamiento de la plaza de San Andrés en enero de 2019, coincidiendo con la conversión en plataforma única del entorno; después de anunciar los pliegos en mayo de 2020  y hasta noviembre incluirlo en el expediente de modificación presupuestaria 020/2020/2 por suplemento de crédito dentro del presupuesto general de ese año. Después de sacarlo a licitación el 11 de marzo de este año por 70.935 euros y adjudicarlo el 6 de junio por 53.832 euros, formalizando el contrato diez días después…, se necesitó que pasaran cuatro meses para que el pasado 19 de octubre empezara la intervención en los malogrados jardines de la también conocida como plaza de Cervantes. Habían pasado tres años desde el anuncio a la entrada de máquinas en un proyecto que asesoró, según dijeron, un conocido arquitecto de la ciudad y que consistiría en “renovar toda la vegetación de los parterres, colocación de setos individuales de baja altura, incorporación de nuevas especies arbóreas en los aledaños y sembrar flores para dar colorido al entorno”. Para lo socialistas, los vecinos están demostrando una paciencia infinita para ver definitivamente recuperada esta plaza, tras convertirla en plataforma única ( 2019) y su empedrado incluirse en el Inventario de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura (octubre 2021).

UNOS JARDINES ACONDICIONADOS EN 2007 Y 2013: GASTO INÚTIL SIN REFUERZO EN EL MANTENIMIENTO. Ya destacó en septiembre pasado el portavoz socialista, Ricardo Cabezas, en el inicio de curso político, que le preocupaba que no se estuviera reforzando el mantenimiento de la ciudad tras invertir más que nunca en recuperar aceras, el firme en vías, jardines, entre otras necesidades urgentes de la ciudad desde hace demasiados años. Cabezas señaló entonces que sería tremendo que la ciudad tropezara dos veces en la misma piedra por falta de mantenimiento.

Por eso Cabezas ha recordado que en los jardines de esta plaza se intervino ya en 2007. Por aquel entonces se pusieron plantas autóctonas en el jardín, se restauró la fuente, estanque y el pedestal de la estatua de Zurbarán (por 108.000 euros). En 2013, por 80.672 euros, se cambió de luminarias, bocas de riego, de nuevo en los jardines…  Unas zonas verdes que se fueron al traste a los pocos meses por la misma razón: falta de mantenimiento.  

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad