La inapelable realidad refuta las mentiras de Gragera que decía que no había parón, solo “ralentización”.

Desde la denuncia anterior del PSOE sigue sin acudir nadie a la obra, ya ni siquiera el gruista que citaban los socialistas en el anterior comunicado. El tripartito evita reconocer el parón de la obra para evitar dar las explicaciones verdaderas del motivo.

Tampoco nadie trabaja en mejorar la red de saneamiento del pabellón deportivo colindante y su fosa séptica.

Ignacio Gragera ha aprendido de Fragoso que no hay que reconocer nada al PSOE, que la realidad hay que reinterpretarla hasta confundirla, que nunca hay un error a la vista y que, por supuesto, no hay que disculparse. Gragera ha resultado ser un alumno aplicado de Fragoso en cuanto a lo peor de la política. Solo así se puede comprender las rocambolescas declaraciones del portavoz del tripartito la semana pasada que, a replicar lo que le dijeron, añadió su ofuscación con el PSOE.

LA OBRA DE LA PISCINA ESTÁ PARADA, NO RALENTIZADA. Si no hay nadie trabajando, si no hay avance alguno es por que la obra está parada. Los eufemismos no hacen progresar la construcción, solo sirven para engañar a la ciudadanía. Allí no hay la mitad de la plantilla trabajando, que lo ralentizaría, allí no hay nadie.

Si hay problemas como aseguró Gragera en la red de saneamiento del pabellón deportivo adjunto a la piscina, concretamente en su fosa séptica, tendría que haber una cuadrilla de obreros solucionándolo y no es el caso, es más, ese trabajo no debiera ser incompatible con que la piscina siguiera su ritmo. Tampoco debiera impedir el progreso de la obra en su totalidad el que ahora se opte por energía fotovoltaica. Todo son excusas, cuando no mentiras, para no reconocer el parón de la obra y explicar las razones verdaderas que evita dar el tripartito.

La piscina de la margen derecha, ayer, sin trabajadores. Foto portada: Ricardo Cabezas el lunes a mediodía en la piscina.

Ricardo Cabezas ha señalado hoy que “este tripartito de derechas que nos desgobierna nos dice que la piscina de la margen derecha no está parada, pero allí no trabaja nadie. Que son necesarias otras obras complementarias, pero allí no hay nadie para hacerlas. Nos mienten porque no quieren decir la verdad. Y si me quieren callar la boca es muy sencillo, que me entreguen toda la documentación que les he pedido y que convoquen una Comisión Extraordinaria para desatascar todo esto por el bien de la ciudad. Pero Ricardo Cabezas dice que la piscina de la margen derecha está parada y eso no me lo puede desmentir nadie porque con la verdad se va a todos los sitios”.

La piscina de la margen derecha, hoy, sin trabajadores.

Hay que recordar en este sentido que el día 4 de noviembre el Grupo Socialista pidió  una Comisión Extraordinaria con el fin de conocer si la obra se ajusta a lo proyectado, si la obra certificada se ajusta a la obra realmente ejecutada, si existen razones técnicas para la interrupción de las obras, si la Dirección Facultativa ha informado de dicha paralización y si los técnicos municipales son conocedores de tal extremo y si han aceptado dicha parálisis, entre otros muchos asuntos para general conocimiento de toda la ciudad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad