Tan solo un trabajador se encuentra en las instalaciones.

El Grupo Socialista pregunta al tripartito cuáles son las razones técnicas para esta paralización, si la Dirección Facultativa ha informado sobre este parón, si se ha aceptado esta interrupción y el grado de ejecución de las obras.

A Ricardo Cabezas no le gusta la que se avecina y pedirá una comisión extraordinaria para recibir todas las explicaciones y ejercer un férreo control al equipo de gobierno.

El portavoz socialista, Ricardo Cabezas, ha girado visita esta mañana a la piscina cubierta de la margen derecha para comprobar in situ si las obras están paradas. Ha encontrado un único trabajador, que maniobraba con la grúa, recorría la obra y poco más. En todo octubre y en buena parte de septiembre esta ha sido la situación. Para los socialistas es evidente que la obra no estará terminada para el 20 de abril, sino mucho más tarde. “Me preocupa que la piscina de la margen derecha esté parada y que lleve así unos 50 días. Nos costó trece años que comenzara la obra y no vamos a permitir más retrasos, por eso estamos vigilantes y somos los primeros en denunciarlo. Queremos saber los motivos, si la obra se ajusta a lo proyectado, si la obra certificada se ajusta a la obra realmente ejecutada. En fin, aquí hay que dar explicaciones y no voy a permitir ni una mentira. Estamos hartos de que intenten tomarnos el pelo y preguntamos para saber la verdad y, con nosotros, todo Badajoz”, avisa Ricardo Cabezas.

LO QUE PREGUNTA Y QUIERE SABER EN EL PSOE. En el Grupo Socialista quieren saber las razones técnicas (si existen) por las que las obras se han interrumpido, si la Dirección Facultativa ha informado de dicha paralización y si los técnicos municipales son conocedores de tal extremo y si han aceptado dicha parálisis. También demandan conocer el grado de ejecución de la obra, si se ajusta a lo proyectado, incluso si la obra certificada se ajusta a la obra realmente ejecutada.

Pero los socialistas requieren más información, como si los técnicos municipales supervisan la obra ejecutada y certificada y si han dado el visto bueno a dichos trabajos y certificaciones de obra y, por supuesto, quieren esos informes técnicos. Por ello quieren saber quiénes son los técnicos municipales que hasta la fecha han supervisado las obras y han informado de las mismas. Y, finalmente, quieren estar al corriente de si la obra realmente ejecutada se ajusta a la obra proyectada en cuanto a calidades y unidades de obra del proyecto. Por eso ante todas estas dudas, el Grupo Socialista pedirá la convocatoria de una comisión extraordinaria, para que solventen todas estas cuestiones y poder conocer la verdad con total transparencia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad