Para el Grupo Socialista de la ciudad la noticia es un jarro de agua fría, pues no hay justificación alguna para que después de asegurar que el colegio estaría listo para el curso 2020/2021 se aplace un año.

Los socialistas de la ciudad señalan que si el retraso es ineludible, esperan que desde ya la Consejería de Educación trabaje para garantizar toda la enseñanza obligatoria en el barrio.

Badajoz, 11/02/2020. Como la Plataforma por la Educación Cerro Gordo, el Grupo Socialista considera inaceptables las explicaciones de la Consejería de Educación y apoyan el anuncio de movilizaciones contra la demora en la apertura del Colegio por ser un perjuicio irreparable para muchas familias.

Consideran que esta mala noticia supone un perjuicio grave para los vecinos y vecinas de Cerro Gordo y significa no parar el traslado de más de 300 niños a otros barrios con lo que supone de sacrificio familiar. Como señalan en la plataforma “la inacción e incompetencia de la administración lleva años privando a nuestras familias de ello (de que los niños puedan comer en casa), y malgastando recursos públicos que deberían destinarse a familias que verdaderamente estuvieran necesitadas de esas becas de comedor. Para evitar esto, cada vez más familias optan por renunciar a las becas de transporte para poder comer con sus hijos en casa, con el consiguiente perjuicio económico”.

Los socialistas además de apoyar el anuncio de movilizaciones defienden la petición de crear una comisión para estudiar soluciones alternativas como garantizar toda la enseñanza obligatoria en el barrio en todos los niveles.

EL PSOE PIDE A LA JUNTA QUE NO SIGA EL EJEMPLO DEL AYUNTAMIENTO. Para el PSOE la noticia es un jarro de agua fría, máxime cuando a finales de 2019 se mantenía la apertura para el próximo septiembre. Estas rectificaciones no son serias, y si el Grupo Socialista critica a diario los retrasos de proyectos municipales y el mal hacer del tripartito, lamentan de igual manera que la Consejería de Educación siga su ejemplo informando tarde, mal y con escasa credibilidad en este caso, por eso reclaman tomar medidas y asumir responsabilidades. Retrasos achacables al Ayuntamiento y empresa constructora, pero también a la administración regional que debió poner más interés en el fin del colegio en la fecha que anunció.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad