En quince días el equipo de gobierno tendrá que ponerse al día en cuestiones económicas: hacer el presupuesto 2020 y rehacer inversiones plurianuales, dar a conocer el plan de impulso y desvelar las ayudas al comercio y hostelería.

Al PP nunca le ha importado aprobar el presupuesto del año en curso a mediados de año, de hecho el de 2018 se aprobó en diciembre de ese año. Ciudadanos no ha logrado “enderezar” al PP y que aprenda a presentar los números a tiempo, tanto para dar cuenta de la liquidación del año anterior como para aprobar la cuenta general. Ahora mismo van contra reloj en el equipo de gobierno porque están cuadrando el presupuesto para este 2020 que deberá incluir las ayudas al comercio y hostelería, actualizar los costes de la diferentes áreas, poner al día y rectificar el actual anexo de inversiones plurianuales y consignar los ingresos, esto último ya previsto hace al menos seis meses. A todo esto se debe sumar el Plan de Impulso que, como siempre, volverá a ir justo de calendario y antes de fin de año habrá obras y suministros inejecutables. Mucha tarea para un equipo que en buena parte es novato en estas lides y falto de experiencia.

En el PSOE están preocupados porque consideran que hay una evidente precipitación y dudan que el equipo de gobierno sepa priorizar y promover simultáneamente las inversiones pendientes, a las que sumar las nuevas y además las previstas del DUSI, a las que se añaden las del plan de impulso y todo, según ellos, antes de terminar el año con la intención de activar la economía. El Grupo Municipal Socialista se ha propuesto un control exhaustivo de cada movimiento con el fin de que el equipo de gobierno cumpla con su palabra de adjudicar obras por 20 millones de euros entre el 1 de julio y final de año.

COMERCIO Y HOSTELERÍA LLEVAN MES Y MEDIO PIDIENDO LO SUYO. Y el equipo de gobierno  responde que están trabajando en ello… Les aseguraron que recibirían las ayudas municipales el uno de junio y el calendario señala ya mediados de julio y siguen sin conocer cómo les va a ayudar su ayuntamiento tras la sangría de sus negocios por el COVID-19. La verdad es que, según ha podido saber el PSOE, estos empresarios están desesperados y necesitan una respuesta positiva y concreta cuanto antes. Parece ser que les señalan que la prontitud o no depende de la presentación y aprobación del presupuesto anual, ahora mismo en plena confección, aunque desde el Grupo Socialista consideran que hay otras variantes que bien pudieran haber acelerado el proceso de adjudicación de ayudas. En cualquier caso, y como todo lo demás, se conocerá antes de fin del presente mes de julio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad