Badajoz, 12.08.2019 |

Desde el Grupo Socialista señalan que, tras 20 años de anuncios sobre la recuperación de El Campillo, la gente de Badajoz solo quiere ver que comienzan las obras sin más engaños.

El concejal Pedro Miranda considera que el tripartito no ofreció ninguna novedad la semana pasada sobre El Campillo, salvo que ahora se juntan tres para dar una rueda de prensa.

El PSOE sostiene que si las promociones de INMUBA quedan desiertas y no encuentran empresas para hacer las viviendas es porque hay una búsqueda de beneficios en las promociones para pagar los altos sueldos de los ejecutivos de la inmobiliaria municipal.

Tras analizar la rueda de prensa de la pasada semana del tripartito municipal, los socialistas llegan a la conclusión de que no hay ninguna novedad sobre El Campillo y que la gente va a tener que seguir esperando. “La mayor novedad es que ahora dan la rueda de prensa tres personas y antes la daba un concejal, por lo que ahora nos salen más “caras”, 11.000 euros cobrarán este mes los tres oficiantes de la comparecencia ante la prensa”, afirma Pedro Miranda.
Para los socialistas el proyecto de El Campillo sigue siendo oscurantista, con una falta notable de transparencia y es precisamente esa falta de información la que resta credibilidad a los anuncios después de 20 años. Para el concejal socialista “vuelven a contarnos la misma milonga que hace 20 años, que la construcción se retrasa porque quieren cambiar el proyecto, esperar al estudio arqueológico, cambiar el planeamiento…Es decir, las mismas excusas que han venido dando durante los últimos años. La novedad es que van a cerrar el solar y decorar sus paredes. Y lo dicen sin inmutarse”.
Para Miranda no se puede tener más cara al plantear como pretexto que la mitad de las promociones de viviendas que saca a licitación la Inmobiliaria Municipal quedan desiertas porque no se encuentran empresas que quieran licitar ya que construir en el Casco Antiguo tiene dificultades insalvables o porque los proyectos no son atractivos. Para el PSOE el problema que existe es que la inmobiliaria busca obtener beneficio en cada promoción y que ese “beneficio” lo penaliza los altos sueldos de los ejecutivos de la promotora.
El concejal Pedro Miranda manifiesta que “ya sabemos que han entrado nuevos concejales en el ayuntamiento y que se han agrupado tres partidos en uno, pues deben conocer que con el tema de El Campillo llevamos 20 años, que la gente quiere empezar a ver el barrio rehabilitado sin más cuentos. Que hay que ser más serios y decir la verdad sobre El Campillo y si a la inmobiliaria municipal no le salen novios para construir viviendas, que se lo piense, que la inmobiliaria municipal no está para hacer negocio en El Campillo, eso sí tiene que pagar todos los meses los sueldazos de quienes mueven sus hilos. A estas alturas no engañan a nadie”.