Badajoz, a 3 de octubre de 2019|

El Grupo Socialista pondrá mañana en marcha el segundo Ripio Tour con el objetivo de dar a conocer las grandes escombreras existentes en cinco zonas de Badajoz. Los socialistas proponen un plan a tres años para terminar con los puntos negros de vertidos ilegales.

Los socialistas destacan que en los últimos 10 años solo se han erradicado dos vertederos en la ciudad, el resto ha ido a más.

MAÑANA, SEGUNDO RIPIO TOUR CIUDAD DE BADAJOZ.

Ahí siguen las escombreras que se se visitaron en el primer Ripio Tour de 2017. Y han ido a más. Hace dos años el Grupo Socialista avanzó que más de 30.000 toneladas de escombros estaban depositados en solo cinco zonas: barriada de Llera, Las Vaguadas, La Banasta, Caya y carretera de Sevilla.
De nuevo, para conocer el estado actual de los vertederos que resultan peligros por amianto, el peligro de incendio o las plagas de insectos y roedores que provocan, el PSOE organiza mañana el II Ripio Tour Ciudad de Badajoz cuya ruta incorpora los vertederos más importantes. El Ripio Tour comenzará mañana viernes a las 10:30 horas con salida será desde la plaza de la Barriada de Llera, C/ Maruja Mallo, teniendo previsto terminar en el restaurante Las Bóvedas donde el Grupo Socialista invitará a los asistentes a un refrigerio.
Los vertederos ilegales son ejemplo de dejadez por pate de la administración local que no ha actuado suficientemente. El ripio tour quiere dar un toque de realidad más allá de lo que el ojo no ve y sensibilizar a la ciudadanía en lo negativo de estas prácticas y al Ayuntamiento en su responsabilidad de que esto no siga ocurriendo.

UN PROBLEMA EXTENDIDO POR TODA LA CIUDAD.

La concejala socialista Ana Rufo Morgado ha recordado que la ciudad de Badajoz está rodeada por vertederos ilegales que acumulan todo tipo de materiales, incluidos escombros de la construcción. Afirma que “esto se ha convertido en un mal crónico de esta ciudad y desgraciadamente casi una seña de identidad de Badajoz. Aunque el equipo de gobierno culpa a la ciudadanía de su falta de civismo, la realidad es que desde el consistorio no se han implementado medidas para solucionar el problema”. Rufo Morgado sostiene que “a día de hoy no contamos con ningún punto de recogida de ripios legal en nuestra ciudad, salvo la planta ubicada en Gévora que está al máximo de su capacidad”. Y reclama un plan a tres años para acabar con los vertederos incontrolados.

MOCIÓN DEL PSOE ANTE LA NECESIDAD DE UNA PLANTA DE RECOGIDA DE RIPIOS.

En 2016 se cerró el mayor vertedero ilegal de la región, el de las cuestas de Orinaza, para el posterior sellado y regeneración de esta zona por parte de la junta de Extremadura. El siguiente vertedero a combatido fue el denominado de Las Canteras, en la barriada de la UVA-Santa Engracia. Esos han sido los avances en los últimos años. Ahora mismo el único sitio al que se pueden llevar estos residuos es la planta de recogida de residuos sólidos urbanos ubicada en Gévora, que pudiera tener problemas para seguir prestando el servicio, lo que agravaría la situación para el traslado de residuos. Por ello el Grupo Socialista presentará un moción en la Comisión de Salud y Medio Ambiente para que el tripartito se ponga manos a la obra de una vez por todas y doten a la ciudad de un planta de recogida de ripios. Desde el PSOE aseguran que de este tema harán bandera durante la legislatura para conseguir que Badajoz cuente con una planta de recogida de residuos sólidos urbanos acorde a la ciudad que es, como tienen la mayoría de ciudades y municipios importantes de nuestro entorno.