Menú
TwitterRssFacebook

Publicado el 19 19UTC Feb, 2018 en Destacado, Noticias

El PSOE y la familia López-Alegría exigen cumplir el acuerdo plenario para dar nombre a un parque y una calle

El PSOE y la familia López-Alegría exigen cumplir el acuerdo plenario para dar nombre a un parque y una calle

Badajoz, 19.02.2018. La denominación de un parque al astronauta acumula diez años de retraso y la del primer alcalde de Badajoz por elección democrática se decidió hace dos. Aprovechando la rueda de prensa, el astronauta Miguel López-Alegría envía un mensaje a la ciudad sorprendido por tanto retraso en cumplir lo comprometido. Los socialistas afirman que el gobierno del PP no cumple los acuerdos plenarios y recuerdan otros olvidos deliberados de los últimos años.

Las mociones referentes a la familia López Alegría fueron presentadas por el Grupo Municipal Socialista, una de ellas en colaboración con ARMHEX en enero de 2016 para que se concediera una calle o avenida importante de Badajoz al que fuera el primer alcalde por elección democrática en 1931, Eladio López Alegría. Hubo un segundo acuerdo plenario, también por unanimidad, en febrero de 2016, para que diera su nombre a la vía situada entre el Puente de Palmas y el Puente nuevo, denominándose a partir de ese momento “Avenida Entrepuentes Alcalde Eladio López Alegría”. Han pasado ya más de dos años de ese doble acuerdo y sin noticias. La concejala Maribel García López se pregunta cuánto más hay que esperar y cómo es posible que se tarde tanto en fabricar una placa y colocarla en el lugar previsto.
Por su parte, Joaquín Fernández López Alegría ha manifestado, en nombre de su familia, la indignación de todos ellos por no haberse materializado el acuerdo plenario unánime de hace dos años para dar una calle a su abuelo Eladio López-Alegría, ni un parque a su primo el astronauta Miguel López Alegría, de esto hace diez años. Hace diez años se concedió un parque al astronauta en Valdepasillas y sigue sin la placa correspondiente. Y peor, aparece en su lugar, en Google, el nombre de otro astronauta. Algo que también se repite en el callejero de la web municipal. La placa provisional de hace diez años despareció y nunca más se ha sabido. Este hecho ha causado malestar al astronauta que ha he enviado un mensaje esta misma mañana para ser leído en la rueda de prensa y que lo conozca toda la ciudad. Dicho mensaje es coincidente con lo que piensa la familia.
Sobre la calle concedida a su abuelo, el primer alcalde elegido por el pueblo, Eladio López-Alegría, tras dos años de espera también les sorprende. Asegura que siempre han recibido excusas por los retrasos, el último que en tres meses estarán las placas, tanto del parque como de la calle. Consideran que el ayuntamiento lo único que ha hecho ha sido dar largas al asunto sin dar solución.

OTROS INCUMPLIMIENTOS QUE HA OLVIDADO EL ALCALDE. Hay otros mandatos del pleno a los que el alcalde hace caso omiso y que Maribel García le recuerda: la Oficina de Transparencia (aprobada en febrero 2017); servicio de intérprete de signos sin adjudicar (aprobado en julio de 2016 y noviembre de 2017); otorgar una avenida, calle o plaza al general Humberto Delgado y a su compañera Arajaryr Campos (en unión a ARMHEX, aprobado en abril de 2016); calle a Jerónimo Soto (orfebre pacense, aprobada en diciembre de 2014), entre otros.

MENSAJE ENVIADO A LA RUEDA DE PRENSA POR EL ASTRONAUTA MIGUEL LÓPEZ-ALEGRÍA DIRIGIDO A LA CIUDAD DE BADAJOZ

Gracias a los medios por la oportunidad de transmitir, a través de mi primo, unas palabras acerca del asunto de hoy
Le tengo mucho cariño a la ciudad de Badajoz. Es la tierra de mi abuelo, de mi padre, y de todos mis primos hermanos españoles. He vivido aquí un verano en casa de mis tíos durante mi juventud, visito ahora cuando puedo, y siempre me llevo recuerdos muy queridos.
En julio del 2007, después de mi cuarta misión al espacio, tuve el placer de presenciar una pequeña ceremonia donde se puso mi nombre en un parque de Badajoz. Fue para mí un honor que el ayuntamiento de una ciudad tan importante para mí, y donde siguen viviendo muchos familiares, me reconociera de tal manera. En esa ocasión, hice una foto de mi hijo de siete años con una placa que ponía “Parque Miguel López-Alegría. Astronauta”. Estaba orgulloso.
Tengo que confesar haber sentido algo desagradable al oír la noticia que, más de diez años después, esa placa, que era supuestamente provisional, nunca se colocó de manera fija. Y el parque sigue sin nombre (aunque, irónicamente, Google le pone el nombre de Pedro Duque!). Me cuesta imaginar qué ha sido tan difícil que no se podía superar para acabar con esta iniciativa relativamente sencilla.
Si todo esto deja un gusto amargo, me sabe aún peor cuando pienso en el caso de mi abuelo. Hace más de dos años, se aprobó ponerle el nombre de una avenida de Badajoz a Eladio López Alegría, primer alcalde de la ciudad elegido democráticamente. Por lo visto, esto de poner el nombre de alguien en un parque o calle debe ser difícil; tampoco se ha realizado. Y esto a pesar de mucho esfuerzo de parte de los familiares de la ciudad. La verdad es que mi carrera como astronauta no pinta mucho en cuanto a la historia de Badajoz, pero mi abuelo le ha contribuido muchísimo, hasta su vida. Me parece triste que todavía no se ha rendido el homenaje que tan claramente merece.
El niño de 7 años que aparece en la foto con la placa del parque ya ha empezado la carrera. Espero que antes de que la termine, en el mapa de Badajoz figuren por lo menos un sitio que lleva su apellido.

Share This