Consideran que se deben iluminar de manera sutil y cálida, con colores neutros, potenciando las sombras para obtener monumentos donde se realce su verdadera belleza.

Tanto color abrasa el patrimonio y no respeta la singularidad  de los monumentos ni armoniza con el entorno.

El Grupo Socialista urge a reflexionar sobre esta policromía lumínica exagerada y pide mantener un criterio que unifique el alumbrado ornamental con luces LED.

Al PSOE no le gusta nada el colorido que presentan muchas noches los monumentos de la ciudad. Colores chillones, abrasivos con el monumento al que terminan comiéndose en vez de realzarlo. Los monumentos no merecen un tratamiento lumínico de mal gusto, como si fuera una competición entre friki y hortera por proyectar colores ostentosos. Es inexplicable que se proyecten colores puros como el rojo, verde, azul, naranja o el amarillo sobre una parte de la muralla, Puerta de Palmas o la iglesia de la Concepción, entre otros. Y, obviamente, los socialistas no se refieren a la conmemoración de días internacionales de enfermedades o de colectivos donde se iluminan monumentos emblemáticos.

Los edificios deben ser iluminados respetando su singularidad, con gamas cromáticas ordenadas y armónicas con el entorno, unificando temperaturas de color, reduciendo niveles lumínicos y potenciando “la sombra” para obtener espacios y monumentos nocturnos más efectistas. A juicio de los socialistas hay falta criterio en cuanto a las técnicas empleadas, no se atiende a las características particulares y, por lo tanto, no hay unidad de actuación.

Es evidente que no se trata solo de iluminar, sino de hacerlo con soluciones innovadoras potenciando la estética. “Lo que ocurre en Badajoz es una exageración pomposa de luz y colorido. Así es imposible resaltar los puntos fuertes de los monumentos más sobresalientes de la ciudad y ocultar los débiles, pues la luz actúa como si de una buena “actuación rehabilitadora” se tratara. Se necesita iluminar de manera sutil y cálida, con colores neutros que no devoren los edificios y monumentos. Se pretende valorizar la belleza de nuestro patrimonio, no de intrigar y desconcertar al paseante”, señalan en el PSOE.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad