A DOS MESES PARA FIN DE AÑO Y SIN PLAN DE IMPULSO. Y que todavía hay inversiones pendientes del presupuesto de 2018 que no se pusieron en marcha tampoco en 2019. El gobierno municipal incumplirá clamorosamente su promesa de poner en circulación en la recta final del año entre 20 y 30 millones de euros en inversiones.

Los socialistas advierten al equipo de gobierno que el 37,7% del anexo de inversiones para este 2020 depende de la venta de terrenos, que ya acumula dos meses de retraso.

Las anualidades presupuestarias que presenta el equipo de gobierno son una quimera. Los anexos de inversiones se estiran y lo que aparece previsto en 2018 es muy probable que se haga en 2021. Los anexos de inversiones los toma el tripartito como unas consignaciones presupuestarias a las que no están obligados a cumplir en las fechas previstas. A juicio de los socialistas pacenses el equipo de gobierno está demostrando una falta de solvencia y competencia totales para alcanzar sus propios objetivos.

EL PRESUPUESTO ENGAÑA. LA REALIDAD DE LOS NÚMEROS, NO. Es lo que ocurre con el presupuesto para este 2020 que, a falta de dos meses para despedir el año, deja sin hacer más del 90% de las inversiones contempladas, entre otras cosas porque el presupuesto salió adelante en el segundo semestre del año, algo por otra parte muy habitual. Hay que recordar que las inversiones previstas para 2020 se financiaban con 5,5 millones de recursos ordinarios y 3,3 millones de euros por enajenación de inmuebles, el 37,7 % del anexo de inversiones (antiguo IFEBA), que acumula dos meses de retraso y que evidencia que esas inversiones, supeditadas a la venta de unos terrenos y previstas el 100% para 2020, ya no se harán en este ejercicio. Como muy difícil es que incluso las pequeñas inversiones por más de cinco millones de euros del previsible plan de impulso puedan ver la luz antes de que se vaya 2020, vistas las nulas prisas que tiene el ejecutivo local en sacarlo adelante

EDUSI: UN AÑO DEL DICHO AL HECHO. No solo hay un retraso indecente en ejecutar lo previsto en el anexo de inversiones de los dos últimos años y la presente anualidad, o llegar a noviembre sin plan de impulso, también hay un retraso tremendo en la Estrategia DUSI donde, salvo la peatonalización de tres calles, ninguna de las actuaciones anunciadas por el alcalde el 12 de diciembre de 2019 han podido ser disfrutadas por los vecinos y vecinas de Badajoz a día de hoy.

UN ALCALDE FANFARRÓN EN LOS NÚMEROS. Ante estos datos y valoraciones, es totalmente imposible que el gobierno municipal cumpla su promesa de poner en circulación en la recta final del año entre 20 y 30 millones de euros en inversiones o ayudas, quedándose muy lejos de esos números nunca concretados de verdad. Algo que por otra parte sabía el tripartito y cualquiera medianamente informado, pues esa previsión no tenía ni pies ni cabeza y no era otra cosa que una bravuconada del alcalde.