Han pedido por escrito conocer al detalle el coste del festival y de cada concierto. Reclaman el contrato con los promotores y saber el riesgo que asumieron, además quieren enterarse quién decidió los artistas, si la propia Concejalía de Ferias y Fiestas o los promotores, pues resultó un fiasco y cuántas invitaciones se regalaron.

Para el Grupo Socialista, en una primera impresión, el “Badajoz Suena” fue una empresa ruinosa para el Ayuntamiento, pero quieren tener los números para asegurarse de que es lo que parece.

Un festival de música puede resultar ruinoso por dos motivos: un excesivo coste o baja asistencia de público a los conciertos programados. También una tercera: que se den ambos supuestos. Pero, si con menos de 5.000 asistentes a los siete conciertos anunciados, los promotores han cubierto costes, es por que alguien ha asumido el “riesgo y ventura verdadero” de que algo pudiera ir mal. Realmente sería un pésimo negocio para el Ayuntamiento de Badajoz pues una inversión tan alta (presupuestada en 200.000 euros más un alto precio en las entradas) ha tenido una repercusión social muy baja, desproporcionada para ese coste.

En el PSOE no tienen ningún interés en hacer elucubraciones, solo conocer los datos al céntimo para hacer un buen análisis y, por otra parte, ayudar al tripartito y muy especialmente la Concejalía de Ferias y Fiestas, a que reflexione sobre lo ocurrido, pues gestionar bien no es solo tirar de chequera, sino que Badajoz reciba un retorno a lo invertido.

Por ello desde el Grupo Socialista quieren conocer el coste final del festival “Badajoz Suena”, poder revisar el contrato que vinculó a la Concejalía de Ferias y Fiestas a unos promotores, quién decidió que fueran esos artistas y no otros, del coste y liquidación de cada concierto y las obligaciones artísticas contraídas, el número de entradas vendidas y su recaudación, de las invitaciones que se cursaron por protocolo o sin él, cómo pudieron venderse 400 entradas al concierto de Ella Baila Sola y que asistiera la mitad de público  y del verdadero riesgo y ventura que se asumía antes de que el festival abriera sus puertas. Son cuestiones que quieren conocer en el PSOE y que por transparencia esperan se les facilite cuanto antes.

En el Grupo Socialista entienden la necesidad de producción de los  espectáculos, pero no como para diferenciarlos creando una marca independiente a los conciertos que siempre tuvieron lugar por San Juan y menos que, por decisiones privadas, se prolongasen con la misma marca otras actuaciones fuera de la Feria de San Juan, finalmente suspendidas.

Foto: S. García (El Periódico Extremadura y La Crónica de Badajoz).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad