Consideran que el consistorio no puede dar la espalda a las casi 30 personas que duermen en la calle y lo tiene que hacer por “humanidad”, sin atender al cálculo político.

Los socialistas aseguran que es un error que Badajoz no tenga un alojamiento municipal para que nadie pase la noche en la calle ante la caída de temperaturas y piden aprovechar el albergue juvenil.

El Ayuntamiento de Badajoz y sus Servicios Sociales deben intervenir en situaciones de vulnerabilidad y marginalidad como las que se dan en personas que viven en la calle. No se trata de acogerse al regate corto de pasar el problema a la Junta, sino de colaborar con ella y con diferentes oenegés de la ciudad, con los medios que tiene el ayuntamiento y tiene más recursos que nadie, al menos logísticamente hablando. Hay que intentar como sea que el menor número posible de personas duerma a la intemperie protegiendo su salud del impacto del frío nocturno de Badajoz.

Según ha podido constatar el grupo socialista tras una consulta, el porcentaje de ocupación hoy en el albergue de la calle Bravo Murillo como en el Centro Hermano, ronda el completo sin opción para nuevas personas sin hogar. Esto significa que Badajoz está infradotada en instalaciones en momentos clave como es el invierno, una aseveración que siempre denunciaron los socialistas desde el ayuntamiento. Por eso, y mientras los políticos locales en el gobierno abandonan su pasividad e indiferencia, sería bueno ofrecer el Albergue Juvenil “El Revellín”, cuyas instalaciones están cerradas, sin aprovechar, y ponerlas al servicio de la ciudad. Y eso hay que hacerlo por humanidad lejos de cualquier signo de aporofobia.

Ya en 2017 el PSOE de Badajoz y su portavoz, Ricardo Cabezas, propuso la creación de un albergue permanente para transeúntes y lo incorporó a su programa electoral que fue el más votado por los pacenses. En el grupo socialista muestran su perplejidad ante los pocos avances que en esta materia se han producido en los últimos años y le piden a todo el equipo de derechas en el gobierno de la ciudad mucha más sensibilidad y que no se puede ir a contracorriente de las personas más vulnerables. Y si quieren un ejemplo, que se fijen en lo que hacen gobiernos socialistas en las otras ciudades de la región. En este sentido Cabezas recoge una frase de José Mujica: “Los que comen bien, piensan que se gasta demasiado en política social”.

Imagen portada noticia: Albergue de Cáritas en Bravo Murillo, 40A

Fotos: PSOE

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad