La asociación de vecinos lleva esperando cuatro años a que el ayuntamiento acondicione un local cedido por la Junta de Extremadura.

Aseguran los vecinos al portavoz socialista que en los 21 años de vida del barrio no se han acometido nunca tareas de mantenimiento básico en aceras, calzadas y zonas ajardinadas.

La Granadilla es un barrio que surgió hace 21 años como realojo a familias por la riada. Un barrio tranquilo, a juicio del portavoz socialista, que como otros de la ciudad tiene unas necesidades por cubrir por parte del Ayuntamiento de Badajoz. Esas necesidades pasan por un deficiente mantenimiento en general con árboles sin podar de manera reiterada, acerados con baldosas sueltas, aceras levantadas por las raíces de los árboles, falta de limpieza y mantenimiento, alquitranar, alcorques rotos, necesidad de poner dos fuentes en zonas ajardinadas, donde está el espacio para ellas, pero que no se han instalado. Son algunas de las deficiencias que ha destacado Ricardo Cabezas que han sido ratificadas por el presidente de la Asociación de Vecinos, Francisco Castillo y otros miembros de la junta directiva, que lamentan el bajo mantenimiento pues afecta más a las personas con movilidad reducida. Aseguran que están cansados de presentar escritos en el consistorio reclamando atención para la barriada pidiendo colocar un parque infantil o juegos para mayores.

URGE PONER EN MARCHA LA SEDE PARA LA ASOCIACIÓN VECINAL. Ya hace años que la Junta de Extremadura cedió un local de su propiedad al colectivo vecinal y son años también de espera para que el consistorio pacense lo acondicione para que pueda ser útil a los vecinos y celebrar reuniones pues ahora mismo los 120 metros cuadrados disponibles están en “bruto”. Asegura la junta directiva que desde el equipo de gobierno les señalan que los técnicos están en ello, pero así llevan varios años y no quieren que se dilate más pues muchas veces dependen de la climatología para poder reunirse y tratar los asuntos del barrio, además de no poder tener alternativas de ocio para las 200 familias que viven en La Granadilla. Ricardo Cabezas lamenta que el movimiento vecinal interesado y comprometido con dar un impulso a la vida en el barrio se encuentre con este obstáculo por parte de su propio Ayuntamiento, una desafección coincidente con otros puntos próximos a La Granadilla como son Valdepasillas y Huerta Rosales. Por todo ello el portavoz socialista ha pedido al equipo de gobierno que reaccione y trabaje por dar soluciones a los vecinos de estos barrios y que mientras se arregla el local cedido por la Junta de Extremadura, se alquile otro provisionalmente tal y como se hace en otros colectivos vecinales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad