Los socialistas tienen claro que las inversiones quedarán muy lejos de los 20 millones anunciados en mayo y que se situarán en el entorno de los siete millones.

El Grupo Socialista acusa al tripartito de practicar la política del “tirabuzón”, que consiste en repetir periódicamente en el tiempo los mismos anuncios sin que se hagan realidad.

TOTUM REVOLUTUM COMO PROPAGANDA. En varias ocasiones el alcalde habló de 20 millones de euros y en otras de 30 millones de euros para movilizar obras en los últimos seis meses del año. Y en esas cantidades incluía de todo, desde la adjudicación del mantenimiento de los parques del río, a la piscina de la margen derecha, a la obra de La Galera o Santa Catalina. Eso es hacerse trampas al solitario. Un totum revolutum para enmascarar una realidad a falta de tres meses para que acabe el año y transcurridos otros cuatro meses desde el anuncio: que las inversiones se espacian en el tiempo y que llegarán pocas y a cuentagotas.

Ni 20 ni 30 millones de euros en inversiones en seis meses para impulsar la economía de Badajoz y el tejido productivo de nuestra ciudad como alegó el alcalde. Los socialistas ajustan esa previsión a unas nuevas  adjudicaciones por valor de unos siete millones de euros reales, donde incluyen el pago de ayudas a autónomos, incremento de gasto social, Estrategia DUSI e incluso el plan de impulso. Si fuera finalmente así, sería un fracaso de gestión en toda regla.

POLÍTICA DEL “TIRABUZÓN”. Para despejar dudas, en el PSOE reclaman que se avance públicamente qué inversiones reales, y por lo tanto certeras, se harán antes de fin de año por que para ellos, el PP y ahora también Ciudadanos como alumno aventajado, han aprendido a lanzar anuncios con demasiada ligereza que después hace añicos el calendario. Pero ya que no presentaron un programa de gobierno para la legislatura (algo inaudito), qué menos que definir las inversiones más inminentes, que sin duda espera la ciudad, y que el PSOE y toda la ciudadanía pacense tienen derecho a conocer, máxime en un momento tal delicado como el actual. El Grupo Socialista acusa al tripartito de practicar la política del “tirabuzón”, que consiste en repetir periódicamente en ciclos de tiempo los mismos anuncios sin que se hagan realidad y que solo sirve para estar en los medios, confundir a la ciudadanía y levantar falsas expectativas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad