Menú
TwitterRssFacebook

Publicado el 19 de Jul, 2018 en Destacado, Noticias

El PSOE pide a Fragoso que no utilice otra vez El Campillo como propaganda electoral.

El PSOE pide a Fragoso que no utilice otra vez El Campillo como propaganda electoral.

Badajoz, 19.07.2018. Los socialistas recuerdan al alcalde que siempre hizo anuncios que no se cumplieron y por eso le piden no repetir engaños, pues fue promesa electoral en cuatro campañas electorales pasadas. El Grupo Socialista quiere mostrarse colaborador con el equipo del PP para desatascar la situación y que la recuperación de El Campillo sea verdad algún día, eso sí, piden que se cumplan cuatro puntos que son de sentido común.

EL PSOE PROPONE CUATRO PUNTOS AL PP PARA ARRIMAR EL HOMBRO Y QUE SALGA ADELANTE EL PROYECTO DE EL CAMPILLO. El concejal Pedro Miranda ha basado en cuatro puntos la colaboración del PSOE para apoyar al equipo del PP y que algún día pueda ser verdad la recuperación de El Campillo. La primera medida pasaría por que los vecinos estén informados de qué es lo que se quiere hacer y que gobierno municipal atienda sus demandas tratando con dignidad y justicia a los propietarios afectados. Y para ello hace falta transparencia, de ahí que Miranda Romero siga solicitando información solicitada y no entregada sobre el número de viviendas adquiridas, expropiadas, número de vecinos realojados y dónde.
Como segundo punto los socialistas reclaman que los vecinos que quieran seguir viviendo en su barrio puedan hacerlo, con ayudas a la rehabilitación de viviendas. Paralelamente quieren un barrio equipado en igualdad a otras zonas y que se comience a construir el proyecto de 35 viviendas cumpliendo la estricta legalidad del Plan Especial de Protección del Casco Antiguo o la Ley de Patrimonio Histórico. Manifiesta que “los socialistas no estaremos dispuestos a que la actuación en El Campillo se convierta en un segundo cubo. Iremos de la mano con todos aquellos colectivos ciudadanos que traten de evitar ese posible atentado a nuestro Patrimonio Cultural e Histórico”.
Como punto tercero, y antes de levantar un solo ladrillo, Pedro Miranda exige un proyecto riguroso de excavación arqueológica en extensión, independiente de la tramitación ordinaria del proyecto de ejecución de las 35 viviendas iniciales, con partida económica exclusiva en el presupuesto municipal.
Y, finalmente y en cuarto lugar, si los trabajos anteriores suponen un contratiempo para recibir subvenciones, el Grupo Socialista propone cambiar el orden de actuaciones y comenzar la rehabilitación por muchas viviendas de la zona, edificando solares que se integran en el ARI de El Campillo.
Sobre los cuatro puntos anteriores el PSOE está dispuesto a entenderse con el equipo de gobierno del PP y considera una buena base de partida.

NO MÁS PROPAGANDA, SR. ALCALDE. El Grupo Socialista ha recordado hoy que el PP lleva demasiado años con anuncios incumplidos sobre El Campillo que actualiza a pocos meses de las elecciones municipales. Así, el PSOE pide a Fragoso que no utilice otra vez El Campillo como propaganda electoral. Pedro Miranda señala que la ecuación “gobierno municipal del PP + elecciones municipales + rehabilitación de El Campillo ha sido igual (=) a engaño. Ha recordado que en 2006, incluso antes, se anunciaba una promoción de viviendas y que, las dificultades radicaban por entonces, en que no se encontraba a los dueños de las casas.
Que antes de las elecciones de 2007 ya se quería proyectar la construcción de viviendas de VPO y con ello se optaría a un II Plan Urban.
Tras aquellas elecciones municipales la imagen de la zona siguió inalterable. Ya para las elecciones de 2011 pusieron entre 4 ó 5 años para fin de la recuperación de este enclave histórico, prometiéndose 210 viviendas, un parking subterráneo, una plaza pública en superficie, otras dos plazas de nueva creación, la conversión de la Vía Rápida en acceso peatonal o la conexión de la calle Eugenio Hermoso con el Parque de la Legión.
A cinco meses de las elecciones de 2011 ya se marcó 15 años el equipo de gobierno del PP para renovar la zona más degradada del Casco Antiguo citando que la operación supondría 6 millones de euros. Las viviendas se reducen y pasan de 210 a 103, entre otras medidas. En 2011 los vecinos pretenden ver esperanza, pero el conflicto se enreda en adquisiciones y expropiaciones y el vecindario se organiza en una asociación para paralizar el proyecto. En vísperas de las elecciones de 2015 nace la llamada noche de las velas donde se firma un manifiesto. Tras las elecciones de ese año el PP busca apoyo de otros grupos para consensuar el proyecto de El Campillo. Pero lo cierto es que sigue el desconcierto e incertidumbre y los retrasos.
Para Pedro Miranda “la regeneración integral de El Campillo no debería depender ni de las prisas de un Gobierno por salvar la mala situación económica en la que se encuentra la Inmobiliaria Municipal que es al fin y al cabo la responsable de gestionar el proyecto ni tampoco en pequeñas reformas en un proyecto controvertido y de dudosa legalidad”.

Share This