La Concejalía de Transporte Público del Ayuntamiento de Badajoz se niega a informar sobre el balance e implantación del nuevo sistema de pago para acceder al bus urbano.

Según un seguimiento realizado por el PSOE, solo alrededor del 5% del total de los usuarios del autobús utilizan el móvil para pagar.

A finales de octubre, dos meses después de implantarse el pago con el teléfono móvil en los autobuses urbanos, la concejala socialista Candy Arce pidió al alcalde en sesión plenaria que le peguntara a Tubasa “¿cuántos usuarios han optado por el pago desde la aplicación móvil y cuántos desde la tarjeta convencional”. El grupo socialista quería saber el número de pacenses que se habían descargado la nueva aplicación de Tubasa en sus móviles y, por lo tanto, dado de alta aportando sus datos personales, incluida foto, imagen del DNI por el anverso  y reverso, teléfono y número de tarjeta de crédito o débito. Esperaba la edil socialista una respuesta en el pleno siguiente, el de noviembre, pero no llegó y eso que conocer ese dato no supone complejidad alguna. En realidad, nunca se ha aportado la cifra de tarjetas de pago expedidas.

Por ello, Candy Arce afirma que “el PSOE de Badajoz tiene todo el interés del mundo en que los autobuses urbanos funcionen bien y cuesten lo justo a las arcas municipales. Por eso, si pedimos información, es para trasladarla a la ciudadanía. La implantación del nuevo sistema de pago ha costado mucho dinero y ha causado muchas molestias a los pacenses y es lógico preguntar cuántas personas han cambiado en la forma de pago en el bus y si ha servido para algo. Pues no hay manera de enterarse. La gente de Badajoz se merece una explicación y, les guste o no, se la van a tener que dar”.

230.000 EUROS QUE PAGA LA CIUDAD POR EL INTERÉS PREFERENTE DE TUBASA.  La puesta en marcha de la APP y el sistema operativo en los buses ha costado, según la propia empresa, 230.000 euros, cuyo cargo ha pasado al ayuntamiento sin concurso competitivo de ningún tipo. Y, esencialmente, con este cambio se busca propiciar el autobús a la carta para más adelante, que ya prometió el PP por sugerencia de la empresa concesionaria en las elecciones de 2019 y que ya habían lanzado tiempo atrás para engañar a las pedanías con la llegada del bus en fines de semana y festivos y que siguen incumpliendo. El caso es que el cambio ha costado un buen pico y, según ha constatado el PSOE, y a falta de datos oficiales, solo pagan desde el móvil alrededor de un 5% de los usuarios que utilizan el bus urbano para desplazarse por la ciudad. Hoy por hoy, el cambio ha supuesto un alto coste que se tardará en recuperar. El PSOE también ha podido saber que esas descargas de la aplicación se hicieron en los primeros días, para evitar hacer colas, y que se trata de personas jóvenes, que simultanean la aplicación sin dar de baja la tradicional tarjeta bonobús con las diferentes modalidades de abono que también aparecen en la APP. En este sentido Candy Arce recoge quejas recientes en las redes sociales de los viajeros sobre errores en la configuración del bonobús “Hora Valle”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad