La bandera arcoíris del colectivo LGTB no luce en el balcón del Ayuntamiento pacense como tampoco se ha organizado ningún acto simbólico con los representantes municipales.

Para Ricardo Cabezas colocar la bandera es un acto de libertad, pero también reivindicativo.

El consistorio pacense ha pasado por alto el Día del Orgullo y el portavoz socialista, Ricardo Cabezas, lo lamenta profundamente: “En este tema, como en muchos otros, hay que estar recordándoselo al equipo de gobierno, pues no tienen iniciativa propia. Para un alcalde debe ser un orgullo sacar la bandera multicolor al balcón de una ciudad friendly, tolerante y respetuosa como es Badajoz”. Cabezas, además de sentir que no hay bandera arcoíris en el balcón municipal en un día como hoy, considera que es un error no haber celebrado un acto simbólico el viernes pasado en reconocimiento a la trascendencia de esta fecha, con un discurso único de todos los grupos políticos con representación municipal “pues todavía faltan derechos por reconocer y un largo recorrido para igualar en derechos a los colectivos LGTBI con el resto de la ciudadanía. Por eso es necesaria la bandera en el balcón, porque representa también el orgullo de todos los pacenses, además de ser un acto de respeto, de libertad y de reivindicación”.

Desde el PSOE señalan igualmente que la bandera en el balcón, y más en un año sin Palomos, sirve para respaldar el trabajo que vienen realizando los diferentes colectivos por la diversidad desde hace 25 años en la región, donde Badajoz fue la ciudad pionera en el movimiento activista. Por eso es importante que el Ayuntamiento de todos y todas haga visible la bandera en fechas tan importantes como este 28 de junio.

Foto: Fachada del Ayuntamiento de Badajoz, hoy, 28 de junio, sin bandera arcoíris.