Para el Grupo Socialista hay que acabar con la dejadez inadmisible de tardar años en reponer árboles y donde los alcorques se convierten en obstáculos a sortear por parte de los peatones.

Para los socialistas es necesario un plan de gestión de todo el arbolado instalado en las aceras, estudiando que no perjudiquen la movilidad, unificando los cubrealcorques y evitando que se acumule basura en ellos.

Cualquier esfuerzo realizado hasta la fecha ha sido meramente testimonial. Es imposible para el PSOE certificar cuántos alcorques no tienen árboles en Badajoz, pero todo hace pensar que son cientos y cientos y dan una imagen penosa de la ciudad. Por eso creen que ya es hora de ponerla al día y reclaman al concejal de Parques y Jardines más resolución para evitar que Badajoz vayan a más los huecos vacíos en el acerado. Le reclaman un inventario de las necesidades existentes, un plan de gestión de todo el arbolado en aceras, de unificación de cubrealcorques y con ello de una mejora de la accesibilidad en las rutas peatonales, especialmente en acerado de escasa amplitud. Sea como fuere, el Grupo Socialista quiere que todos los alcorques tengan árbol a fin de 2020.Y, por supuesto, no desean que los alcorques sean eliminados con cemento sin posibilidad de acoger un nuevo árbol.

DIEZ AÑOS CON CAUCHO EN LOS ALCORQUES. Con respecto a los cubrealcorques señalan que necesitan un mejor mantenimiento, pues el caucho empleado en muchos de ellos está levantado y sucio, en otros el hormigón “ligero” está dañado. Precisamente el caucho cumple diez años desde que se puso por primera vez en las calles de Badajoz en 2010. En cualquier caso, en muchos de los puntos, el pavimento drenante necesita actualizarse y por otro llegar a más vías de la ciudad. Ni su mantenimiento ni la extensión del mismo ha sido un objetivo municipal como tampoco la eliminación de tocones de manera constante.

Alcorques sin árbol y en mal estado, en varias calles de Badajoz.

Para los socialistas, esto debiera ser una prioridad para el concejal de Medioambiente y evidentemente no lo es, por lo que no está cumpliendo con sus obligaciones. Es más, los alcorques sin árbol y olvidados son un grave problema de movilidad, especialmente para personas mayores, siendo el origen de numerosas caídas. Por eso reclaman que los alcorques estén a la misma altura que el pavimento, evitando tropiezos. 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad