La mala gestión del PP tras dos años y medio sin ponerlo en marcha ya ha supuesto la pérdida de 2,4 millones de euros y está impidiendo que se formen 1.000 personas desempleadas en la ciudad de Badajoz.

El tripartito ha ocultado que a principios de agosto la mesa de contratación desistió en el procedimiento para adjudicar la asistencia técnica del proyecto y siguen sin sacar nuevos pliegos.

La edil socialista Margarita de la Fuente recuerda que estamos a 22 de septiembre y el Plan de Impulso a la Formación de Badajoz no ha arrancado a pesar de las dos ruedas de prensa celebradas y de haber sido concedido en diciembre de 2018. En febrero pasado la concejala Blanca Subirán (PP) realizó un informe señalando la necesidad de una asistencia técnica para llevar adelante el proyecto al no contar con medios suficientes la Concejalía de Empleo y Formación. El pasado junio se valoró ese trabajo en la memoria justificativa para la licitación del plan en 575.001,68 euros, pagando a los orientadores a 3.295,25 euros al mes, a los tutores, 3.295,25 euros y a los auxiliares administrativos 1.977,15 euros. El error que ha motivado que se desistiera en la licitación es por que desde el Ayuntamiento no se exigen en los pliegos de condiciones que se pague con arreglo al Convenio Colectivo y las seis empresas que presentan su proyecto lo hacen con cantidades muy dispares de más de 200.000 euros de diferencia. Un error de manual que no se explican en el PSOE cómo ha podido producirse. Así lo ve la mesa de contratación el 3 de agosto de 2021, el 13 de ese mismo mes por por decreto del alcalde en funciones se desiste del procedimiento. Aparecerá esta información en la Junta de Gobierno del 3 septiembre en la que este asunto no es trasladado a los medios en la rueda de prensa de ese día.

Para Margarita de la Fuente y para el Grupo Socialista es evidente y constatable la mala gestión, la nula transparencia y la falta de empatía con un proyecto de esta envergadura. Por eso exigen una solución, urgen a sacar unos nuevos pliegos para no perder ni horas de formación, ni cursos a desarrollar, ni desaprovechar más dinero llegado de los fondos europeos.

¿QUÉ APORTABA ESTE PLAN? El proyecto del Plan de de Impulso a la Formación de Badajoz (PIFBA) llegó desde una subvención del Fondo Europeo Proyecto Operativo de Educación, Formación y Empleo (POEFE) y rondaba los siete millones de euros. Se trata de un proyecto destinado a aquellos colectivos más vulnerables de la ciudad, personas menores de 30 años, personas migrantes, mujeres víctimas de violencia de género, parados/as de larga duración, personas desempleadas mayores de 55 años y personas pertenecientes a minorías étnicas. En definitiva, colectivos de personas con dificultades para acceder al mercado laboral. Este Plan iba a darles la oportunidad de una formación dirigida al empleo, recibiendo una beca durante el tiempo de formación y que, dependiendo de las horas de formación y de los cursos a los accediera, el alumnado podría obtener hasta 600 o incluso 1000€.

UNA GESTIÓN MUY DEFICIENTE. Margarita de la Fuente ha recorrido el calendario de esta gestión tan deficiente recordando que el 22 de junio de 2018 el anterior alcalde y la concejala de Formación y Empleo anunciaron que el Ayuntamiento concurría a una convocatoria del Gobierno de España con fondos europeos para llevar a cabo un Plan de impulso para formar a 1000 personas en situación de desempleo en Badajoz.

En diciembre de 2018 se concede el plan de formación valorando el proyecto en 7.004.768,55 euros con una subención del Gobierno de España de 5.635.814,84 euros. Desde finales de 2018 hasta el 25 de octubre de 2020 no se sabrá nada sobre esta iniciativa y llegará de la mano del portavoz socialista, Ricardo Cabezas, que preguntó cómo iba el desarrollo del plan y si se había renunciado a él. La misma cuestión planteó en el pleno del 26 de octubre de 2020 y la contestación llegó el 30 de noviembre del año pasado, alegando parálisis por la declaración del estado de alarma, como si la misma hubiera durado dos años. Añadió Subirán que “en ningún momento esta situación va a repercutir negativamente ni en desarrollo del programa, ni en la ciudad de Badajoz, puesto que aún tenemos por delante dos años y cinco meses para su conclusión”. No sería así.

De nuevo se produjo el silencio hasta el 8 de julio de 2021 en que volvieron a presentar el plan tras hacerlo hace dos años y siete meses desde su aprobación. Ahora el proyecto no son siete millones, sino 4.600.000 euros, es decir, 2,4 millones de euros menos y por lo tanto la mala gestión sí repercutía para mal en el desarrollo del plan y en la ciudad. Hasta el 8 de julio la concejala de Formación y Empleo seguía culpando a la pandemia, ocultando que la fecha en la que se aprobó el proyecto fue diciembre de 2018 y la pandemia empezó en marzo de 2020, luego previo a la pandemia estuvieron 15 meses sin gestionar nada, algo que sí hicieron en Don Benito, Mérida, Coruña o Valencia, por poner unos ejemplos. Para Margarita de la Fuente y para el PSOE es incuestionable que la gestión ha sido muy deficiente

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad