Los socialistas advierten que ni el alcalde ni nadie del tripartito ha apoyado nunca alguna de sus iniciativas y sin embargo el PSOE sí ha respaldado acciones del equipo de gobierno.

El Grupo Socialista contesta a Gragera que debe saber encajar las críticas a su gestión y que no puede pedir al PSOE colaboración cuando él la niega.

NINGUNEO AL PSOE EN EL PRÓXIMO PLENO: BLOQUEO ARBITRARIO DEL ALCALDE. La concejala socialista Silvia González denuncia el ninguneo absoluto en las comisiones informativas y con ello a la participación en los contenidos del próximo pleno por parte del Grupo Socialista. Una ofensiva que se repite desde inicio de legislatura y que se repetirá en el próximo pleno. “En el PSOE somos 12 concejales por mucho que le duela al alcalde y a otros miembros de la Corporación. Somos el grupo mayoritario en este Ayuntamiento. El PSOE ha presentado para el pleno del día 25 de enero un total de seis mociones, fruto del trabajo de sus concejales y concejalas, todas ellas relacionadas con la ciudad y con este ayuntamiento. De ellas solo dos se han incluido en la Comisión de Asuntos Generales y por tanto van a pleno”, advierte González Chaves .

Que, por vergüenza torera, desde el inicio se incluyó una moción donde los socialistas pedían “Impulsar una campaña de información de prevención COVID-19 entre los jóvenes pacenses, especialmente entre los universitarios”. La otra moción incluida, tras protesta del portavoz Ricardo Cabezas durante el desarrollo de la comisión, y tras la inclusión de otras similares de otros grupos políticos, es la de “Puesta en marcha de ayudas por valor de cuatro millones de euros para la recuperación de la hostelería y el comercio de la ciudad de Badajoz”.

Otras cuatro mociones fueron eliminadas por el alcalde para evitar que el PSOE tenga excesivo protagonismo en el pleno. Una de esas mociones descartada por Fragoso pedía crear un grupo de trabajo para la Reconstrucción Social y Económica de Badajoz, motivado por la pandemia. Otra sobre la Necesidad de implantar una red de abastecimiento en la barriada de Tulio con fondos EDUSI. La tercera moción eliminada se interesaba por analizar las ayudas a personas con necesidades básicas a cubrir y con precariedad económica. La otra moción quería la puesta en marcha de prestaciones económicas para ayudar a los colectivos del Carnaval de Badajoz con el fin de crear estructuras más potentes para la fiesta.

Seis mociones de 12 concejales y solo dos pasan a comisiones. Las otras mueren por especial deseo del alcalde. Pero no es así para todos. Unidas Podemos “cuela” dos mociones con una concejala. Vox cuela tres con un concejal al que hay que tener contento. Y el PP presenta una y entra en el orden del día, aunque la presentan tarde y no pasa nada. Al PSOE, ni presentándolas en tiempo y forma, el alcalde las acepta.

“¿Qué queremos decir con esto? Que el alcalde bloquea el trabajo del Grupo Socialista. Quiere decir que el alcalde actúa con parcialidad y con mala fe. Estas trabas injustas encienden los enfrentamientos”, sentencia Silvia González. El anterior desprecio fue convocar el pleno extraordinario de la piscina el mismo día que el ordinario para minimizar su interés”, añade.

GRAGERA NO SABE ENCAJAR LA CRÍTICA Y PIDE LO QUE NO DA. A Gragera le gustaría contar con una oposición domesticada. El futuro heredero de la Alcaldía pidió el pasado viernes a los socialistas que publicitaran acciones del Ayuntamiento. “¿Nos piden colaboración los mismos que nos boicotean. Tenemos que anunciar el concurso del otro día, donde se entregaron 12.000 euros, que es muy poco dinero, en un concurso que duró más que el sorteo del Niño, con urnas repartidas por la ciudad muy cutremente y donde ha participado muy poca gente? No podemos apoyar lo que no tienen la mínima cortesía de comunicarnos y somos parte de este Ayuntamiento”, aclara Silvia González. “A día de hoy, todavía no han apoyado ninguna de nuestras iniciativas. Ni una. Y nosotros les hemos apoyado en el Plan de Impulso con menos papeles de la historia y ellos no pueden decir lo mismo. Gragera nos pide que nos callemos y que traguemos. Nosotros le pedimos humildad y sentido común. Que nos digan qué iniciativa del PSOE han visto con buenos ojos en los últimos 18 meses y la han apoyado. El Sr. Gragera nunca ha estado en la oposición, pero le aseguro que se puede estar en el equipo de gobierno y mantener un respeto hacia la oposición. Vamos a mirar por la ciudad y la ciudad que juzgue. Pero ni PP ni Ciudadanos pueden darnos lecciones de nada, ni siquiera de educación”, concluye Silvia González.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad