Aunque los socialistas son partidarios de los impuestos para redistribuir rentas e igualdad, dar unos buenos servicios y realizar inversiones públicas, desde hace años en Badajoz se recauda mucho más de lo que se gasta.

Para el Grupo Socialista es mejor que el dinero esté en manos de las familias, emprendedores y empresas de la ciudad, que en las cuentas bancarias del consistorio.

OBJETIVO: FORTALECER LA ECONOMÍA DE FAMILIA Y PYMES. Martín Servar reconoce que los impuestos son un instrumento de redistribución de las rentas, sirven para consolidar la igualdad y  financiar servicios e inversiones, además considera que esos impuestos deben ser progresivos, redistributivos y justos. El PSOE no renuncia a la opción impositiva, ahora bien, afirma que la reducción de impuestos municipal que proponen está justificada y razonada: hay una vinculación total entre la recaudación de ingresos y una deficiente gestión administrativa que conlleva un menor gasto en comparación con los ingresos. Serván especifica que entre 2012 y 2019 los gastos han sido inferiores a los ingresos previstos, creciendo el remanente (los ahorros) y los depósitos inactivos en bancos por un montante de 100 millones de euros.

BAJADA IMPOSITIVA DE OCHO MILLONES DE EUROS. Martín Serván señala “que los impuestos no son un instrumento recaudatorio adecuado para ahorrar. En estas circunstancias de crisis económica y social desde el Ayuntamiento de Badajoz se debe renunciar a esa recaudación que no se utiliza para que esas rentas estén en las manos de la ciudadania, de sus familias y de las empresas. En el PSOE barajamos que esta bajada impositiva sea de unos ocho millones de euros”. Una reducción que se debiera aprobar el próximo mes de septiembre, con una modificación en las ordenanzas fiscales.

La presión fiscal que el Ayuntamiento ejerce desde impuestos directos, indirectos y tasas es de 75 millones de euros, 471 euros por habitante en Badajoz, por 445 euros de media en el resto de la provincia. El remanente de Tesorería está en 70 millones de euros.

CIUDADANOS HACE SUYAS LAS CUENTAS DEL PP. Serván certifica que sería cuestión de ajustar ingresos y gastos y culpa al inmovilismo complaciente del equipo del PP que ha hecho suyo Ciudadanos, dejando hacer y dejando pasar. Los “mantras” del PP son ahora los de Ciudadanos, tales como Mérida nos roba, el Gobierno central no nos deja, estamos atados de pies y manos, la intervención no nos deja movernos, no es competencia nuestra…

PROPUESAS DE BAJADAS DE IMPUESTOS. Son cuatro los grandes impuestos: IBI, IAE, de tracción mecánica de vehículos y el impuesto de construcciones y obras. Para todos los casos el PSOE ofrece un desarrollo en materia impositiva perfectamente estudiado y trazado y, consiguientemente, actualizado a la baja. Martín Serván, como ya hiciera el portavoz socialista, Ricardo Cabezas, es partidario de sumar a todos los partidos para dar una respuesta conjunta a la situación actual, más allá de ayudas ya conocidas a pymes, un tanto cicateras, e inversiones estructurales antes de fin de año, muy por debajo del potencial de la propia ciudad.

CRISIS ECONÓMICA Y SOCIAL. Desde el PSOE lamentan que ningún pleno haya analizado la situación que vive la ciudad por el coronavirus. Los dos plenos extraordinarios que ha propuesto el Grupo Socialista deben servir para analizar, desde el punto de vista del gasto las medidas a implantar para revitalizar la economía local; y, desde los ingresos, una propuesta de modificación tributaria que se basaría en una rebaja de impuestos.

Martín Serván ha informado que los dos plenos extraordinarios solicitados por el Grupo Socialista, sobre Plan de Ciudad y nueva fiscalidad, siguen sin fecha.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad