Los socialistas lamentan que este proceso no se haya iniciado a principios de agosto con un periodo de transición más largo y con más información a los usuarios, especialmente a las personas mayores.

Consideran una falta de planificación que hoy, a las once de la mañana, en la cola de las oficinas de Tubasa hubiera 150 personas con 30º de temperatura. El PSOE pide que durante un mes ningún viaje pagado en metálico cueste más de 0,65 euros.

Desde el PSOE manifiestan que ni siquiera para la oposición en rentable un concejal tan inepto como Jesús Coslado, responsable del Transporte Público en el Consistorio, pues sus errores los termina pagando muy caros la ciudadanía pacense.

Ha faltado buena información a los usuarios del transporte urbano de Badajoz. Esta operación, que supone un antes y un después en el sistema de pago del bus, debiera haberse puesto en marcha a principios de agosto y no el 22. Y la presentación de estos cambios debiera haberse realizado a mediados de julio y no el cinco de agosto (que ya iban tarde, pues la aplicación no tenía todas las funcionalidades). Y hubiera sido muy conveniente hacer un folleto informativo e ilustrativo para recogerlo en dependencias municipales, como tutorial en la web municipal y con destino a varios encartes en los periódicos de la ciudad. Y prueba de ello son las 150 personas que hoy a la once de la mañana hacían cola en la plaza de la Libertad para formalizar el cambio y “enterarse bien”.

Como la información ha sido mínima, “el miedo es libre”, y las dudas han asaltado a muchas personas preocupadas por que desde el domingo subirse al bus urbano traía demasiados “cambios y contraindicaciones”, nos decía una usuaria del bus esta mañana al PSOE. “Yo no tengo que por qué dar el número de mi tarjeta”, “yo no me entiendo bien con mi móvil y me da miedo prepararla”, nos contaban.  Era evidente que les faltaba información y no tenían muy claro el por qué de la nueva tarjeta, pero celebraban que se pudiera seguir pagando en efectivo. Ante esta situación un tanto caótica el PSOE propone que hasta el 30 de septiembre ningún viaje en metálico cueste más de 0,65 euros, lo que corresponde a un abono ordinario y piden disculpas a los pacenses por el trastorno y molestias que les pueda causar estos cambios.

Los socialistas sienten que la nueva aplicación no sea demasiado intuitiva, esperan sea accesible a personas invidentes o con discapacidad visual grave. Reconocen que por fin se informa de verdad sobre los tiempos de espera en las diferentes líneas, un servicio que empeoró con el anterior cambio.

En el Grupo Socialista se preguntan si hace algo bien el concejal Jesús Coslado, pues la lía en todo lo que toca y son los servicios que dirige los más cuestionados. Aseguran que ni siquiera para la oposición es rentable un concejal tan incapaz como Jesús Coslado, pues sus errores los paga muy caros la ciudadanía.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad