Afirman que esa no puede ser la respuesta del consistorio a las familias más vulnerables por la grave crisis económica que padecemos.

El PSOE como respuesta a la indecisión del gobierno municipal concreta la financiación de su Pacto de Ciudad, donde avanza que el Ayuntamiento de Badajoz ha dejado de invertir en la última década unos 100 millones de euros.

El concejal socialista Martín Serván ha cuestionado duramente las medidas sociales previstas por el equipo de gobierno que contemplan 1,8 millones de euros. La dotación económica le parece “insuficiente y cicatera y no puede ser la respuesta municipal a la grave crisis que padecemos. Rayan más con la caridad y el auxilio social de otras épocas” y por eso el Grupo Socialista no las ha apoyado y así se lo transmitió al alcalde. La previsión municipal es que ese dinero sea para los próximos seis meses, cuando desde el PSOE consideran que se acabará en 90 días.

EL PACTO DE CIUDAD DEL PSOE QUE NO QUIERE FRAGOSO. El alcalde se comunica con wasap con los grupos políticos y no quiere más. Pero el Grupo Socialista reclama junta de portavoces, pleno o reuniones para que todos se escuchen y vayan juntos contra la situación que vivimos y la que se avecina. El alcalde solo quiere wasap. Martín Serván ha señalado hoy que el pacto socialista es el instrumento más adecuado y necesario para dar respuesta a la crisis social y económica y que debiera afrontarse de manera conjunta y consensuada.

INEFICIENTE GESTIÓN. Serván sostiene que la situación financiera del ayuntamiento es la adecuada, con 60 millones euros de remanentes, 65 millones en depósitos bancarios ociosos, sin endeudamiento y con superávit. Afirma que el Ayuntamiento recauda vía impuestos más recursos de los que emplea en prestar servicios públicos, obras… Que entre 2012 y 2019 el constorio dejó de utilizar una media de 12 millones de euros cada año, 100 millones en total. Por eso cree que un plan de estas características es, además de urgente y necesario, justo con la ciudadanía.

Martín Serván señala que el plan contempla 25 millones de euros en 2020 y la misma cantidad en 2021, dirigido a familias vulnerables, empresas y autónomos. Que los primeros 10 millones se financian con bajas en partidas presupuestarias que no se han ejecutado.

En 2019, una vez cerrado el ejercicio, de 154 millones de euros en partidas presupuestadas definitivamente, solamente se gastaron 105 millones, con una inejecución de 50 millones. A día de ayer, de 136 millones de presupuesto, únicamente 21 millones han sido ejecutados (en pago de nóminas y transferencia a organismos autónomos). Hay unos 115 millones de diferencia que difícilmente se van a ejecutar. Las “bajas” que propone el PSOE y que pueden utilizarse son: en inversiones en terrenos, 3,5 millones de euros, con cero gasto en el presupuesto prorrogado; Gabinete de proyectos, 4,1 millones, y se han gastado 80.0000 euros; Infraestructuras y otros, 5,9 millones de previsión e invertidos solo 122.000 euros; en edificios, 800.000 euros, y cero euros en ejecución. Además de un ahorro de 800.000 euros por festejos cancelados o 1.400.000 en intereses de deuda que ahora no existen (y que existía en 2018). El resto de consignación para el primer año vendrá del superávit y del remanente de 2019.

Este es el esquema de la iniciativa socialista para 2020 para reconstruir el espacio social y económico de las familias más vulnerables, para pymes, autónomos y pequeño comercio, junto con la hostelería pacense. En el Grupo Socialista esperan que el alcalde rectifique, que abra una puerta al diálogo y que busque intercambiar opiniones más que acaparar la información local.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad