Los socialistas señalan al equipo de gobierno que evita reconocerlo para Que la realidad no les estropee un buen titular, pero desde el Grupo Socialista afirman que no hay que crear falsas expectativas a corto plazo a la gente del Casco Antiguo, que bastante lleva pasado por la dejadez municipal.

Los socialistas han trasladado hoy mismo sus aportaciones al nuevo texto para los estatutos del consorcio que han hecho llegar al equipo de gobierno y a colectivos del Casco Antiguo.

LA CONSTITUCIÓN DEL CONSORCIO DEL CASCO ANTIGUO DEBE ESPERAR. Esa imposibilidad tiene que ver con que el Ayuntamiento de Badajoz está sometido a un plan Plan Económico Financiero (también la Diputación de Badajoz) que termina el 31 de diciembre de 2020. El concejal Martín Serván cita la Disposición adicional novena, Redimensionamiento del sector público local, de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local. Esta señala que, “Las Entidades Locales del artículo 3.1 de esta Ley y los organismos autónomos de ellas dependientes no podrán adquirir, constituir o participar en la constitución, directa o indirectamente, de nuevos organismos, entidades, sociedades, consorcios, fundaciones, unidades y demás entes durante el tiempo de vigencia de su plan económico-financiero o de su plan de ajuste.” En esta circunstancia los socialistas quieren asegurarse y preguntan al alcalde si hay algún impedimento a la constitución del consorcio en este mes de marzo, como era lo previsto. Si es como dice el PSOE y él lo ratifica, desde cuándo lo conoce y por qué no se hace público; cuestionan los socialistas el populismo del regidor que no dudó en utilizar el consorcio en la última campaña electoral. Aseguran que el PP no ha tenido un proyecto definido de consorcio hasta última hora. Sostienen que lo mejor hubiera sido consensuar un único texto desde el principio, no habiendo sido necesario correr para ahora frenar. Para el PSOE estos errores demuestran que el alcalde está fuera de juego y haría bien en adelantar su salida del consistorio.

EL PSOE CUMPLE CON EL CASCO ANTIGUO Y CULMINA SUS APORTACIONES AL FUTURO ESTATUTO DEL CONSORCIO. Además de contar la verdad, el PSOE ha culminado su parte y ha concluido sus aportaciones para enriquecer por segunda vez el texto de los estatutos del Consorcio, para cuando se ponga en marcha, sea cuando fuere. Esa contribución del Grupo Socialista el concejal Martín Serván la ha trasladado hoy mismo al equipo de Gobierno y a todos los colectivos del Casco Antiguo arraigados y comprometidos con el barrio.

Al “corta y pega” inicial del equipo de gobierno que recogía partes de lo publicado en otros “estatutos”, el PSOE respondió con mofificaciones que supusieron dar la vuelta a los objetivos y fines del borrador y pasó a denominarse Consorcio para la recuperación monumental, patrimonial, social y urbanística del Casco Antiguo. Se trataba de una visión más amplia del Casco Antiguo y menos simplista.

Así se pasó de hablar de “recuperación urbana” a “recuperación urbanística integral” que pasa por “una revitalización económica frente al deterioro en negocios y el impulsar iniciativas empresariales, no solo limitadas al comercio tradicional sino a empresas de base tecnológica y TIC que nos parecen ineludibles y que figuren entre los objetivos, fines y prioridades del futuro Consorcio”, afirma Martín Serván.

El Grupo Socialista pidió la inclusión de la Participación de la sociedad civil que en el texto inicial ni siquiera se aludía, con presencia en el Consejor Rector. En esas aportanciones se han corregido competencias de los órganos del consorcio, diferenciando la facultades de la presidencia y la comisión.

Pero también se han corregido leyes y normas que hizo figurar el PP en el texto inicial y que el PSOE ha eliminado porque sencillamentes estaban derogadas. Además han aportado a todo el texto un lenguaje inclusivo pues lo han considerado necesario.

Para el Grupo Socialista los problemas más graves que afectan a la recuperación del Casco Antiguo son la venta de drogas y la especulación urbanística, pues los propietarios de solares y edificios abandonados parecen tener planificado por su cuenta el futuro del barrio conforme a sus particulares intereses. Según Martín Servan los socialistas esperan ahora “que las modificaciones propuestas se traduzcan en una confluencia de soluciones a los problemas globales que tiene nuestro Casco Antiguo”.