Aseguran en una nota que dan de plazo hasta el 10 de diciembre para que el colegio tenga calefacción, de lo contrario, se manifestarán a las puertas del Ayuntamiento de Badajoz.

Los socialistas aseguran que el consistorio no puede dilatar más su irresponsabilidad y la Concejalía de Colegios tiene que tomar un medida urgente y excepcional ya mismo. Y lo puede hacer.

Víctor Sanz, presidente de la AMPA del CEIP Cerro Gordo, firma un comunicado en que da un ultimátum al Ayuntamiento de Badajoz para que comience a funcionar la calefacción del centro educativo. Si no funciona antes del día 10 de diciembre, los padres y madres del alumnado comenzarán movilizaciones frente al ayuntamiento. La licitación para el suministro de gasoil del pasado 25 de noviembre para este colegio ha quedado desierta y por lo tanto el problema se enquista en el tiempo.

Desde el Grupo Municipal Socialista se emitió una nota de prensa el pasado viernes 26 de noviembre denunciando la situación que se vive en este centro educativo de nuestra ciudad y pidiendo que estuviera resuelta este pasado lunes. Desean los socialistas que la AMPA del centro tenga más suerte y reciba la respuesta que nosotros todavía no hemos recibido.

También en el pleno municipal celebrado este lunes 29 de noviembre, tanto el portavoz del grupo municipal socialista Ricardo Cabezas, como la concejala Silvia González, recordaron en sus intervenciones el frío que en esos momentos estaban pasando los 600 niños y niñas del colegio.

Este centro cuenta además con tres aulas 2: aulas con alumnado de dos a tres años, para los que se hace especialmente duro dar clases en estas condiciones. El alumnado de esa temprana edad incluso echa una pequeña siesta en medio de su jornada lectiva. El profesorado los envuelve en mantas para soportar las bajas temperaturas que allí se dan por la situación provocada por el Ayuntamiento de Badajoz.

Desde el equipo directivo del centro confirman al PSOE que comenzaron los contactos con el consistorio a principios del mes de octubre, para prevenir que no ocurriera esta situación. Pero pasaron por alto esa anticipación, decidieron ignorar que en la ciudad de Badajoz se abría este curso el CEIP más grande de toda Extremadura, y ahora se les ha echado el tiempo encima.

Se trata simplemente de abrir una llave, de dar de alta el suministro. La empresa constructora solo tiene que poner en marcha las cuatro calderas y comprobar su funcionamiento. Pero no pueden hacerlo hasta que haya suministro. Incluso deben avisar a la empresa fabricante de las calderas para su revisión de inicio y, dado que esta empresa se ubica en Madrid, han solicitado conocer la fecha en que se dará de alta el suministro para no generar más tiempos muertos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad