Salvo que puedan y quieran sacar un trozo de cartón simbólico, sin más recorrido y advierten los socialistas al tripartito que la tarjeta iba a ser una realidad en diciembre de 2018.

El Grupo Socialista reprocha la forma tan lenta en que se está trabajando en la Eurobec, que dedica más partidas económicas a tareas administrativas que a proyectos de calado que visibilicen la Eurociudad Badajoz – Elvas – Campomayor.

La tarjeta de la Eurociudad iba a estar en las manos de los vecinos de Elvas, Campomayor y Badajoz a finales de 2018, estamos en octubre de 2020 y es ahora cuando el concejal de Relaciones con Portugal asegura que al próximo pleno se llevará su reglamento. Pero eso es una cosa y la tarjeta otra bien distinta. Los socialistas afirman que la tarjeta Eurobec no estará en funcionamiento ni este año ni a principios de 2021 como ha asegurado el edil Ignacio Gragera. La tarjeta con algo de contenido y tangible, tal y como se está trabajando en el proyecto, es imposible que esté lista antes de fin de año como aseguró el concejal de Ciudadanos.

Con esta iniciativa de la tarjeta los tres ayuntamientos pretendían dar los primeros pasos en tres direcciones fundamentalmente: gobernanza, visión estratégica y sostenible, así como acciones para la apertura y participación en el proyecto de la “eurociudadanía”. Es evidente que, salvo iniciativas de escaso recorrido, todo lo demás se ha quedado en “literatura” en la frontera.

SIN IDEAS NI GANAS EN EL TRIPARTITO. La XXXI Cumbre bilateral hispano-portuguesa, que Pedro Sánchez y António Costa se comprometieron a celebrar este otoño, tendrá lugar finalmente mañana 10 de octubre en la ciudad portuguesa de Guarda.

Para los socialistas, que la tarjeta y los proyectos asociativos sea todo lo que tienen que contar antes de esta Cumbre, a nivel de cooperación transfronteriza, como equipo de gobierno de la mayor ciudad de frontera de la región, es realmente pobretón y da vergüenza ajena. Es verdad que no tienen una aportación directa que hacer a lo que es la celebración de la Cumbre, pero otras entidades han aprovechado estas fechas para contar lo que se hace, dar ideas y, en definitiva para visibilizar cómo se trabaja en la frontera todo el año. Salvo que se trate de lo contrario y entonces todo se entiende mejor.