Menú
TwitterRssFacebook

Publicado el 11 de Ene, 2017 en Destacado, Noticias

El Grupo Socialista pide la dimisión del concejal Jesús Coslado por la chapuza del carril bici

El Grupo Socialista pide la dimisión del concejal Jesús Coslado por la chapuza del carril bici

Badajoz, 10.01.2017. Los concejales del PSOE piden que dimita el edil del PP por la desastrosa gestión del carril bici de Sinforiano Madroñero donde de nuevo de nuevo la ha vuelto a liar para vergüenza y mofa de toda la ciudadanía de Badajoz. El Grupo Socialista no entiende que la Fiscalía de Tráfico cuestione los nuevos resaltes cuando insistentemente se ha comunicado a la opinión pública (y así figura en la memoria del proyecto) que el carril bici de Sinforiano respondía al consenso alcanzado entre “Policía Local, Fiscalía de Tráfico, DGT y asociaciones ciclistas”. Los resaltes que ahora se han retirado han supuesto unos 40.000 euros en una obra valorada en 108.108 euros, a los que hay que añadir los 82.280 euros adjudicados en 2015 para este mismo carril bici. Para los socialistas utilizar a los pacenses como conejillos de indias, aplicar el ensayo y error para probar sobre la marcha si las cosas funcionan no se le ocurre a nadie y hay que ser más serios en la forma de relacionarse con la ciudadanía dando explicaciones.

El Grupo Socialista se pregunta si el equipo del PP quiere cargarse definitivamente la segunda avenida más transitada de la ciudad. Es a su juicio incomprensible y temeraria la forma de actuar del concejal de Infraestructuras y Modernización pues aseguró que el diseño del carril bici de Sinforiano Madroñero estaba pactado con la propia Policía Local, la Fiscalía de Tráfico, la Dirección General de Tráfico (DGT) y asociaciones de ciclistas de la ciudad y ahora resulta que es la propia Fiscalía de Tráfico la que cuestiona los resaltes instalados y pide un informe técnico sobre los mismos tras una accidente de moto. Los socialistas han podido comprobar que los cojines de calmado instalados en la vía sí que responden a lo descrito en la memoria del proyecto, aunque desconocen si esta propuesta fue la consensuada entre las partes y si su distribución en la avenida responde a lo pactado. Sí que pueden asegurar en el PSOE que el resultado final ha distado mucho del avanzado en una Comisión de Seguridad Ciudadana y Tráfico donde lo mostrado no era tan agresivo con la circulación como la realidad ha demostrado.

EL PP DERRAPA EN LOS CARRILES BICI. Está claro que para el PP los carriles bici de la ciudad no son lo suyo. Tras años con aceras bici donde lo único que había pintado era una raya en la acera (y lo sigue siendo en el Paseo Fluvial), el absurdo carril bici de Antonio Masa Campos y el fallido carril bici de Sinforiano Madroñero en 2015 (todos recordamos la señal de tráfico plantada en medio del carril) y que obligó a su paralización inmediata para no consumar el desastre, lo de ahora, con consensos y cambios de opinión de 180 grados sobre la marcha sin encomendarse a nadie, con las redes sociales cuestionando el trabajo final, se puede decir que el PP derrapa en esta cuestión y que el concejal responsable no ha puesto el suficiente interés para hacer las cosas bien.

UN POLÍTICO ESTÁ PARA GESTIONAR, NO PARA CREAR PROBLEMAS. Es evidente que el concejal de Infraestructuras y Modernización dista mucho de ser un eficaz gestor. No hay iniciativa donde no la prepare, como tampoco hay proyecto que logre sacar adelante. La táctica del PP cuando algo no sale bien es asegurar que ellos han hecho lo que han propuesto los técnicos. Y se quedan ahí. Y no se trata de eso. Aquí hay un responsable del fracaso en la gestión del consensuado carril bici y en la retirada (no consensuada) de los reductores y esa responsabilidad mal desempeñada ha supuesto un importante desembolso y grandes molestias a la ciudadanía que debe tener sus consecuencias. Por eso el PSOE pide que el concejal Jesús Coslado dimita, y sería bueno que lo hiciera por voluntad propia y haría también mal el alcalde en mantener a su amigo en el cargo. Los vecinos de Badajoz necesitan visualizar que los errores (y aquí es reiterado) pasan factura política. Los resaltes que ahora se han retirado han supuesto unos 40.000 euros en una obra valorada en 108.108 euros, a los que hay que añadir los 82.280 euros adjudicados en 2015 para este mismo carril bici. Es evidente que tirar alegremente de chequera no garantiza un buen resultado final.

DOBLE MALA GESTIÓN: EL EQUIPO DE GOBIERNO NO DA LA CARA. Ni una rueda ni una nota de prensa para anunciar a la ciudadanía pacense que el carril bici entraba en funcionamiento y ni una salida pública en condiciones del concejal responsable ni del alcalde para dar todas las explicaciones sobre esta crisis y la forma en que tienen pensado solucionarlo. Como mucho llamadas de emergencia a los medios para achicar el agua antes del hundimiento, y todo de urgencia. No es algo que extrañe al Grupo Socialista pues no se caracteriza el equipo de gobierno por dar la cara y ser transparente en su forma de actuar. Es necesario que la opinión pública sepa por qué se hacen las cosas de una manera y por qué se cambian con posterioridad. Utilizar a los pacenses como conejillos de indias, aplicar fórmula del ensayo y error probándolo directamente sobre los vecinos para sacar los proyectos adelante no se le ocurre a nadie. Hay que ser más serios en la forma de relacionarse con la ciudadanía.

FOTO: Casimiro. DIARIO HOY, DIARIO DE EXTREMADURA

Share This