Menú
TwitterRssFacebook

Publicado el 29 de Jul, 2015 en Destacado, Noticias

El Grupo Socialista pide congelar los precios de bus urbano y agua para 2016

El Grupo Socialista pide congelar los precios de bus urbano y agua para 2016

Badajoz, 29.07.2015. En los últimos siete años el agua ha subido en la ciudad un 33,4% y el bus un 22,4% mientras el IPC general en la provincia de Badajoz no ha pasado del 12,2%. El Grupo Socialista pedirá en septiembre una comisiones especiales para analizar los costes de agua y bus urbano a la que se añadirá otra comisión sobre la concesionaria FCC. El concejal Emilio J. Pérez Rodríguez afirma que el Ayuntamiento de Badajoz dejará de invertir en la ciudad 16 millones de euros este año ante la ausencia del Plan de Impulso y la inexistencia del anexo de inversiones en el presupuesto municipal al haber sido prorrogado.

El concejal socialista Emilio José Pérez Rodríguez ha avanzado hoy que en la Junta de Gobierno del próximo viernes el equipo del PP aprobará la revisión de precios del agua y bus que entrarán en vigor el 1 de enero de 2015 y que previamente autorizará la Comisión Regional de Precios. El PSOE pide que los precios a aplicar por Aqualia y TUBASA no suban en el próximo ejercicio. El concejal socialista ha recordado que en este año pasado el agua ha subido un 1,1% y que el bus mantuvo las tarifas de 2014, también ha señalado que el agua en la ciudad ha subido entre 2009 y 2015 un 33,4% y el bus en el mismo periodo un 22,4%, mientras que el IPC provincial no ha pasado del 12,2%. Por todo ello los socialistas pedirán en septiembre crear unas comisiones especiales para analizar estos costes de las concesionarias.

REVISIÓN PRECIO BUS URBANO. Emilio J. Pérez Rodríguez señala que el bus ha incrementado su coste en el último año en casi 200.000 euros (2013 con respecto a 2014), cifrándose el déficit del transporte urbano en 4.512.560 euros según la propia TUBASA, lo que supone un incremento del 4,5%. El total de gastos de explotación ha sido en el último ejercicio cerrado de 6.953.022 euros, lo que ha determinado un coste de equilibrio de 7.725.580 euros, resultado de la aplicación de la cláusula relativa al beneficio industrial garantizado a la concesionaria que se establece en el 11,11%. Puesto que los ingresos obtenidos en la explotación (lo que pagan los ciudadanos) se cifran en 3.213.019 euros, el déficit del transporte urbano en 2014 fue el señalado anteriormente, 4.512.560 euros, que es lo que percibirá finalmente TUBASA del Ayuntamiento de Badajoz por prestar su servicio en 2014. De todos estos datos se desprende que el déficit se incrementa en 195.567 euros con respecto a 2013, esto es un 4,5%, pues ese año el déficit fue de 4.316.902 euros. Además el coste medio por pasajero en el último año ha pasado de 1,69 € el viaje a 1,72 €. En cuanto a la demanda de utilización del servicio, disminuye levemente el número de plazas ocupadas en 0,09% y en cambio el número de plazas ofertadas se incrementa en 219.338 (un 0,995), lo que incide en el déficit, ya que a mayores plazas de viajes ofertadas, mayores costes de explotación.

Desde el PSOE consideran que este servicio de transporte urbano necesita una revisión, máxime cuando aún no se han cobrado los 191.000 € por devolución del céntimo de carburantes y tiendo en cuenta que el IPC regional del transporte presenta una tasa interanual de -2,8%. Por todas estas razones, Emilio J. Pérez señala que incluso debiera pedirse un descenso en el precio del billete ordinario de unos 10 céntimos, pero que no lo hace el Grupo Socialista atendiendo a criterios de prudencia.

REVISIÓN PRECIO DEL AGUA. En cuanto al precio del agua, que también se revisará el viernes en la junta de gobierno, el Grupo Socialista pide lo mismo, que se mantenga como está. El IPC para servicios de mantenimiento y abastecimiento de agua, un subgrupo del IPC de la Vivienda, se ha mantenido en el -1,3 para el general en el último año que va de julio de 2014 a junio de 2015. Desde el PSOE recuerdan que el equilibrio financiero nos obliga a pagar a Aqualia un total de 2.213.647,22. Considera Emilio J. Pérez que no hay ningún motivo para una nueva subida pues si en este año otros costes como la ozonización no se ha repercutido a los ciudadanos, tampoco se debe hacer en el ejercicio de 2016. El concejal señala que por cada punto porcentual que se suba el precio del agua eso significará aproximadamente una subida de 50 céntimos trimestrales en el recibo. Considera además que una subida de un 33,4% en los últimos siete años en el recibo del agua, un 4,7% de media anual, es una subida demasiado acusada como para aumentarla más. Además, la ciudadanía sigue pagando dos cánones del agua con lo cual el recibo ya nos está saliendo suficientemente caro.

SIN PRESUPUESTO Y SIN PLAN DE IMPULSO EN 2015. Por otra parte, en el Grupo Socialista se siguen preguntando qué ha impedido confeccionar al equipo de gobierno del PP el presupuesto de 2015, teniendo un remanente de tesorería de 47.774.260,80 euros y un superávit según dicen de 23,4 millones de euros. Emilio José Pérez se pregunta qué ha impedido su confección y afirma que es preocupante que la primera ciudad de Extremadura tenga prorrogados sus presupuestos y lamenta que el equipo de gobierno no dé explicaciones al respecto y que las únicas justificaciones dadas por el alcalde hayan sido que el presupuesto municipal no es una prioridad, un pronunciamiento que no puede permitirse un alcalde responsable.

Además a los socialistas pacenses les resulta incomprensible que el equipo de gobierno no haya presentado aún lo que han dado en llamar año tras año Plan de Impulso de la Economía Local. Es decir, dar uso al remanente de tesorería para pequeñas obras y servicios y que el año pasado fue de 14 millones de euros. Asegura el concejal socialista que esta inacción va a impedir “repartir” ese dinero entre los pequeños empresarios de la ciudad, algo que sin duda notarán las empresas. Una falta de inversión que se suma a la ausencia de anexo de inversiones por estar el presupuesto prorrogado y que impedirá invertir más de 16 millones antes de fin de año, algo impropio de un ayuntamiento saneado.

Share This