Desde una uniformidad de los policías en mal estado que tarda en reponerse, retrasos en el cobro de servicios extraordinarios, necesidad de más agentes, sin prácticas de tiro desde hace más de un año, un servicio de grúa infradotado o la petición de una ordenanza de seguridad y movilidad.

Durante más de dos horas se desarrolló ayer la Comisión Extraordinaria de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes convocada a petición del PSOE y que supuso un análisis en profundidad de la Policía Local, evidenciando una serie de carencias que en buena medida tuvo que reconocer el equipo de gobierno.

FALTA DE UNIFORMIDAD Y ESCASEZ DE VESTUARIO. Para los socialistas este no es un hecho aislado y esta falta de uniformidad afecta por igual a todos los servicios municipales. Afirma que el Ayuntamiento incumple su propia normativa de entregar dos veces al año la uniformidad (entre marzo y abril y entre septiembre y octubre). El concejal Javier Monroy ha asegurado que a los policías que trabajan en la calle no se les entrega la ropa desde el año 2011/2012. Ya hay una previsión de compra por 108.000 euros que es del todo insuficiente y que no llegará antes de febrero de 2021.

LOS SERVICIOS EXTRAORDINARIOS TARDAN EN PAGARSE. Desde julio pasado no se pagan los servicios extraordinarios por agotarse una partida inicial de 25.000 euros, y una ampliación posterior de 3.000 . Monroy asegura que los agentes están cansados de engaños y por eso en el fin de semana del 14 y 15 de noviembre no se prestaron policías voluntariamente para servicios extraordinarios. Los agentes que acudieron lo hicieron con carácter forzoso.

PLANTILLA DE POLICÍA LOCAL: ESCASEZ DE EFECTIVOS. Javier Monroy ha expresado la falta de efectivos en la Policía Local cuya consecuencia directa es la inadecuada prestación del servicio policía a la ciudadanía. El PSOE quiere conocer la previsión real de nuevos agentes, tras el anuncio de dos más en agosto. Esperan los socialistas que saquen cuanto antes ocho vacantes para completar los 213 policías locales en plantilla, 161 en activo, 13 con baja de larga duración y 30 en segunda actividad. Ahora mismo no hay operarios de mantenimiento en Policía Local.

UN LARGO LISTADO DE DESACIERTOS. Javier Monroy ha realizado una pormenorizada lista de carencias que ha reclamado sea tenida en cuenta y subsanada lo antes posible. Así ha transmitido que la última vez que la plantilla realizó prácticas de tiro fue en junio de 2019. A la última promoción no se le ha dado ninguna formación en este sentido. Por otro lado el concejal socialista ha mostrado su perplejidad pues siguen realizándose trabajos de superior categoría a pesar de una denuncia en los juzgados que ha obligado al Ayuntamiento a pagar 12.000 euros.

Sobre el servicio de grúa municipal se ha dicho que hay un disfunción enorme entre lo que dice el presupuesto, la RPT y ratifica el BOP con 25 conductores de grúa y la realidad: 14 están trabajando como tales, 2 en tareas de mantenimiento, 1 de baja, 1 se ha jubilado hace tiempo y aparecen 4 vacantes. Otros 2 no prestan servición en la grúa y 1 más “nunca ha trabajado allí”. Por todo esto el PSOE pide que las 5 plazas se cubran cuanto antes y que mientras esto ocurre se haga un estudio serio sobre el número de efectivos para garantizar un buen funcionamiento del servicio de grúa y desmentir así los rumores de privatización.

Sobre Tráfico se resaltó la falta de regulación normativa pues se echa en falta la existencia de una Ordenanza Municipal de Tráfico, Movilidad y Seguridad Vial. Se trató la necesidad de una planificación sobre los carriles bici en la ciudad y sobre la inadecuada ubicación de contenedores. Y Monroy reprochó que se vende una unidad canina con una sola persona, un servicio para ocho poblados con dos policías por lo que los socialistas hacen un llamamiento a la cordura y a una reestructuración más que necesaria.

Finalmente, el Grupo Socialista se sorprendió que en la Comisión Extraordinaria de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes celebrada ayer no aceptara el tripartito la presencia de los sindicatos, tal y como habían pedido ellos por escrito, por considerarlo un ejercicio de transparencia.