Menú
TwitterRssFacebook

Publicado el 13 de Abr, 2017 en Destacado, Noticias

El Grupo Socialista culpa a la ejecución del proyecto los continuos arreglos en el Pº San Francisco.

El Grupo Socialista culpa a la ejecución del proyecto los continuos arreglos en el Pº San Francisco.

Badajoz, 13.04.2015. Afirman que el Ayuntamiento de Badajoz no ha aprendido del paso de peatones de la Plaza de Minayo con Pedro de Valdivia y con el de Plaza de San Atón con la avenida Juan Carlos I. Señalan que las continuas reparaciones originan unos gastos importantes, causan molestias a los peatones que transitan por el Paseo de San Francisco y calles adyacentes y a los propios comerciantes. Desde el PSOE consideran que hay que acabar con las roturas que se arreglan para volverse a romper y vuelta a empezar. Esta atención prioritaria a unas vías principales, está privando de un mantenimiento óptimo a otros barrios que no tienen tanta frecuencia en el arreglo de sus calles.

Al menos en siete ocasiones se ha actuado a fondo para reparar, cambiar o consolidar losas de granito en el Paseo de San Francisco en el último año, con independencia de actuaciones puntuales, que también las ha habido. Desde finales de 2015 en que concluyó la obra (adjudicada a Gévora Construcciones por 589.066 €), los arreglos han tenido que ser constantes. En una primera ocasión fue la propia empresa (tras terminar la obra se recepcionó provisionalmente y transcurrido el plazo de garantía fijado en un año, pasó a recepcionarse definitivamente) y todas las demás fue el servicio de Vías y Obras municipal el encargado de las reparaciones. Es evidente que hay un vicio oculto en la ejecución del proyecto. Es decisivo que el mortero utilizado para fijar las losetas no consigue fijarlas, de ahí el resultado. Tampoco ayuda el importante tráfico rodado, a pesar de que las losetas sean de ocho centímetros de grosor.

NO FUE SUFICIENTE. No ha sido suficiente instalar losetas de mayor grosor a las que se colocaron en la Plaza de la Soledad, Francisco Pizarro o Menacho. Los problemas se han seguido produciendo en las otras tres vías que completan la plataforma única: calles Guardia Civil, Vasco Núñez o en el Paseo de San Francisco. Con los tradicionales adoquines se ha demostrado que el resultado es radicalmente distinto. Una solución a la que se llega después de excesivas reparaciones y demasiadas molestias a viandantes y comercio de la ciudad. En algunos casos los ciudadanos han denunciado a su ayuntamiento por lesiones en estas vías, y han ganado la denuncia, debiendo abonarles los daños producidos. Y mientras Vías y Obras traaja en esta zona céntrica con una alta rotación, otras calles de diferentes barriadas siguen con un mantenimiento insuficiente y sin una reparación ni rápida, ni eficaz.

Share This