Badajoz, 30/12/2019 | El Grupo Socialista señala que el alcalde pasa por el alto el suspenso electoral y no avanza ningún gran proyecto municipal para 2020 ni para años sucesivos. Para los socialistas el alcalde anda más listo en exigir a otras Administraciones que en cumplir sus compromisos. El tripartito está encantado de conocerse. “Absoluta satisfacción”, dice Fragoso. Asegura el regidor que es el primer equipo de gobierno de la historia formado por varias fuerzas políticas, pero se le olvida que es también histórico que todos los concejales estén liberados y así logre ser el equipo de gobierno más caro de la historia. Para ellos no ha habido techo de gasto. El mandatario local habla de estabilidad y la semana entró una repescada concejala y movió a otro edil en sus responsabilidades. Pero es cierto, donde no llega la ideología llega el dinero y eso hace a cualquiera una “formación contundente y clara”.
Por lo demás, el alcalde habla de proyectos que van a desarrollarse en 2020, pero se le olvida que casi todos ellos tienen una antigüedad de entre 10 y 20 años. Lamentable que el edil, después del fracaso electoral de mayo pasado, sea incapaz de hacer un mínimo de autocrítica sobre su gestión, que ha narrado sin pasión, sin ilusión y con un preocupante conformismo.
Los socialistas sienten que los argumentos plomazo por reiterativos de hoy del alcalde se evadan de la realidad de la ciudad que no ha sabido leer en el último año. No se extrañan de que haya evitado pronunciarse sobre algún gran proyecto íntegramente municipal para 2020 y, eso sí, tiene muy bien confeccionada la lista de la compra del debe en inversiones de otras Administraciones ante el atronador silencio de las propias.
No solo el alcalde en su balance se ha “olvidado” de nuevas inversiones municipales, sino que en su vocabulario ha desaparecido la transparencia y la participación ciudadana. No habló del albergue juvenil, ni del COC, ni del matadero, ni del escuálido mantenimiento tras el plan de impulso más cicatero en la historia de la ciudad.
En resumen, el alcalde ha venido a decir a la ciudadanía que si se quejan es porque quieren, que deben sentirse orgullosos pues el equipo actual de gobierno está salvando a la ciudad, aunque no lo veamos por ningún lado.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad