Para el portavoz socialista, el PP ya ha engullido a Gragera y a Ciudadanos y pide a Fragoso que haga públicos antes de irse sus compromisos con el concejal de extrema derecha.

Acusa a Cs de imitar al PP y que el lema de la derecha en el Ayuntamiento sea “Todos contra Ricardo Cabezas”, que no le importa, pero pide eliminar secretismos y cumplir a tiempo lo comprometido.

CIUDADANOS ESTÁ FINIQUITADO EN EL AYUNTAMIENTO. Para Ricardo Cabezas lo ocurrido en el pleno del pasado lunes fue vergonzoso. Que el próximo alcalde no condene la violencia es más que una anécdota pues considera que votó en conciencia y que eso ocurre “por blanquear a la ultraderecha y por invitarla, en el vivir municipal, al plato y a las tajadas para que el concejal que estuvo en un partido neonazi les permita la alegría de gobernar a pesar de haber perdido las elecciones”, señala el portavoz socialista, para quien ya se ha destapado la preferencia de Gragera por la derecha. “Gragera no lo sabe, pero ya está en el PP. Vuelve al partido que seguramente ha votado toda su vida. Gragera no lo sabe, pero ya está en el PP. Nosotros, en el PSOE, si quitamos formalismos, damos por finiquitado a Ciudadanos en el Ayuntamiento”, sentencia Cabezas. Para él, el PP ha engullido a Ciudadanos y ha desconfigurado a la extrema derecha del Ayuntamiento adscribiendo de facto a Vélez al PP y corrigiendo lo que votó la ciudadanía en las elecciones pasadas que castigó a los populares.

LAS TRES PREOCUPACIONES DE RICARDO CABEZAS. Ha asegurado hoy que hay tres cosas que le preocupan. La primera de ella es que Gragera quiera una oposición “domesticada” y “silenciosa” a pesar de que él nunca ha estado en la oposición. La segunda es que tanto PP como Ciudadanos se hayan olvidado de su acerdo programatico de Gobierno y que ya en el PSOE lo consideran papel mojado, como todos los anteriores acuerdos que Fragoso firmó con portavoces del partido naranja y que se incumplieron. Considera que ya no es un pacto de “tinta” sino “un pacto ideológico de sangre” y les pregunta a qué hay que atenerse a partir de ahora pues a uno de los firmantes “le queda poco en el convento”. Y la tercera preocupación es conocer cuáles son los compromisos de Fragoso con el ex concejal de Vox y que ha sido el “pegamento” hasta hoy. Para Cabezas debe hacerlos públicos antes de irse, es un derecho de la ciudadanía pacense pues afecta a Badajoz, por eso exige luz y taquígrafos para saber la verdad de lo que hay entre Fragoso y el concejal de extrema derecha y que luego asumirá Gragera.

UN LÍO QUE AFECTA A LA CIUDAD. A Cabezas le preocupa el lío que se traen entre sí los concejales de la derecha pues afecta a la ciudad, “pues estos mercenarios de la política, sin ideales ni principios, están pervirtiendo esta institución a niveles nunca imaginados”. Cuestiona que los 400.000 euros a FCC fueran una prioridad o las modificaciones del plan de impulso a los pocos meses, lo que denota imprevisión. Considera que los ediles están más a los suyo que a lo de los demás, que la Concejalía de Ferias y Fiestas marca su territorio de una manera que da vergüenza ajena, al de Vías y Obras le das los buenos días y te responde con un rosario de obras confundiendo movilidad y accesibilidad y sumándolo todo, o el territorio Comercio donde no le lleves la contraria a su concejal delegado, por no hablar de otros ediles del PP que parecen niños burbuja”. Por eso, en este desasosiego, Ricardo Cabeza les pide humildad, que anda crecidos en el tripartito sin motivo para ello. Y se lo pide especialmente a Gragera “que hoy puede estar comiendo migas y mañana pan”, al que acusa de imitar al PP en cuidar a los suyos, no negociar nada con la oposición, no reconocer errores ni hacer autocrítica, ni presentar a tiempo las cuentas, lo que ha venido haciendo habitualmente el PP.

TODOS CONTRA RICARDO CABEZAS. El portavoz socialista asegura saber “que su lema es Todos contra Ricardo Cabezas, si les estoy haciendo la campaña y el objetivo argumental soy yo para que no se les caiga el chiringuito, pero solo les pido respeto a la ciudadanía de Badajoz y que no nos hagan pasar vergüenza ajena en votaciones como la del lunes, a mano alzada al estilo fascista, en convertir acuerdos que debieran ser públicos en secretos, y en cumplir lo acordado. No pido tanto. Pero para este portavoz y su grupo, ya no son tres, son uno. El traspaso ya lo vaticiné el 28 de abril de 2021. Hoy”, concluye.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad