El PSOE mantiene íntegramente su denuncia de ayer y no le extraña la respuesta de Solana pues es incapaz de reconocer que las cosas no funcionan y su incapacidad para resolverlas ”.

El portavoz socialista reta a la edil de Policía a que muestre su petición de devolución de competencias hasta que se solvente el problema generado por su incompetencia y a que haga público el registro de tramitación del último año.

“La irresponsabilidad de la que nos acusa Solana es simplemente decir la verdad para matar al mensajero. La irresponsabilidad es no trabajar para dar solución a los problemas de Policía Urbana, que afectan al trabajo de la Policía Local, y que cuestionan la legalidad de todo un Consistorio”, afirma Cabezas.

NI RABIETA NI BERRINCHE, SOLANA DEBE DEMOSTRAR LO QUE DICE. El portavoz socialista reclama a Mª José Solana que no monte en cólera, que no es momento ni para rabietas ni para berrinches, es hora de demostrar lo que se dice. Por ello, Ricardo Cabezas pide a la edil del PP que muestre el documento de la petición de devolución y subrogación para tramitar procedimientos sancionadores a la Junta donde no se habla de provisionalidad alguna y, por otro lado, que haga público el registro de multas tramitadas en el último año.

Es indignante que la concejala de Policía Local hable de pedir socorro a la Junta y no diga hasta dónde pide ese auxilio, pues lo pide íntegramente sin precisar hasta cuándo, que solo puede ser hasta que se solucionen los problemas de una plantilla en precario. Los socialistas le recuerdan a la señora Solana que no solo el PSOE evidencia su mala gestión, sino que este mismo mes, cuatro sindicatos de la Policía Local también han denunciando por escrito su mal hacer para con los agentes del Cuerpo.

LA DENUNCIA SOCIALISTA DESATASCARÁ EL PROBLEMA. En el PSOE celebran que destapar esta situación va a significar que el tripartito se replantee opciones para darle una solución y dan por hecho que una alternativa va a ser el OAR.

Desde hace tiempo se fragua una deficiente gestión tributaria, que ya lo fue para las sanciones de tráfico y que también sirvió para cobrar IBI y plusvalías que iban a prescribir por valor de unos 10 millones de euros. Lo cierto es que su incapacidad para gestionar este servicio, si lo delega, no saldrá gratis. Y, por otra parte, su inacción actual genera una responsabilidad patrimonial que puede ocasionar problemas a la tesorería municipal.

CABEZAS RECONOCE EL TRABAJO DE LOS AGENTES POLICIALES. Y que no confunda, el portavoz socialista nunca ha manifestado que el trabajo de la policía local no ha sido intenso, todo lo contrario. Ha defendido su trabajo y ha manifestado que, ese esfuerzo titánico de los agentes, no puede tirarse por los suelos con la no tramitación a tiempo de sanciones que caducan a los seis meses.

Foto portada: sede Policía Urbana, en plaza de España.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad