Hace dos años se invirtieron 40.000 euros en ajardinar las zonas verdes que estaban de tierra en la avenida Ramón y Cajal, entre Puerta de Palmas y Castelar y, dos años después, el resultado es hierba y un secarral por la falta de conservación.

El portavoz socialista pide también mejorar los espacios verdes entre Puerta de Palmas y ermita de Pajaritos.

Cabezas afirma “que el Ayuntamiento arregla lo que hace falta cuando está muy estropeado, pero que después de rehabilitarlo lo abandona de nuevo a su suerte, sin un mantenimiento mínimo en el día a día, lo que supone un despilfarro de dinero y un mal servicio a la ciudadanía pacense pues calles, plazas, jardines, árboles, fuentes, paseos, calzadas, acerados y demás están mucho tiempo en mal estado hasta que se ponen al día para después abandonarlos. Esto es muy grave. Es un círculo que se repite y resulta peligroso”.

Es lo que ha ocurrido en la avenida de Santiago Ramón y Cajal,  entre Puerta de Palmas y Castelar. A finales de 2018 se invirtieron 40.000 euros del plan de impulso para eliminar árboles en mal estado, plantar nuevos e instalar riego por goteo. La zona ajardinada es evidente que está desatendida, que lo único que se ha hecho es cortar hierba de mala manera y desde luego no es un jardín. Por lo tanto, la inversión realizada no ha supuesto cambio alguno y, dos años después, todo está tan mal como antes.

Cabezas alerta igualmente que en la entrada, en la mismísima entrada del Instituto Castelar, hay cinco alcorques vacíos, con el peligro que suponen para los jóvenes, además de una arqueta abierta, instalada en la obra de hace dos años.

Por otra parte el portavoz socialista pide una puesta al día de la zona verde que debiera estar en perfectas condiciones entre Puerta de Palmas y la ermita de Pajaritos y en la que no se aprecia ningún cuidado. “Es hora de ocuparse de ello, pues parece tierra de nadie, y está en una zona patrimonial de primer orden”, sostiene Cabezas.