El portavoz socialista no quiere hacer sangre a lo ocurrido ayer, prefiere mirar al futuro, y propone al alcalde intensificar el acercamiento y llegar a acuerdos incluso en las cosas del día a día.

APRENDER A CONSENSUAR, A PACTAR, A ACORDAR. Tras el espectáculo dado ayer en el pleno, Cabezas hace borrón y cuenta nueva y le dice a Gragera que “no solo tenemos que intentar acordar presupuestos, anexos de inversiones, planes de impulso, ordenanzas, reglamentos por nuestra ciudad, que ya es mucho en sí mismo. Debemos consensuar el día a día. Las pequeñas cosas también nos pueden unir y la ciudad favorecerse de ello. Cada uno en su sitio, pero juntándonos para lo que importa. El Gobierno municipal y la oposición pueden ir juntos a muchos sitios. Pueden acordar muchas cosas. Nos costará, pero debemos intentarlo. Aprendan del revés de ayer. Vamos a consensuar, a pactar, vamos a ser ambiciosos en la capacidad de encuentro, aunque a veces no se logre, que también entra dentro de la normalidad”, declara el edil socialista.

BIENVENIDO SR. GRAGERA A LA SENSACIÓN DE ESTAR EN LA OPOSICIÓN. Para Ricardo Cabezas “lo de ayer fue duro, fue un revés importante para este equipo de Gobierno que tenemos tan singular y en precario, pero yo no me quiero quedar en la crítica fácil y hacer leña del árbol caído. Yo quiero mirar al futuro. Debemos mirar al futuro. Todos. Y alguna buena lección debemos sacar: al menos en su día 47 de alcalde el señor Ignacio Gragera se dio cuenta que su Ayuntamiento no está hecho de dulce y mazapán. Bienvenido a la sensación de estar en la oposición”. El edil socialista reprocha a Gragera que se ha acomodado a un Consistorio dulzón, entre bucólico e idílico donde vivir, hasta que llegó el sobresalto de ayer. Que el portavoz socialista no tiene pensado ser un ventajista y echar en cara lo ocurrido como una falta de respeto a la ciudad pues la convocatoria extraordinaria de pleno pudiera parece una tomadura de pelo o una sainete. Cree que se puede aprender de lo ocurrido y le traslada varias enseñanzas al alcalde.

ENSEÑANZAS PARA LA BUENA POLÍTICA: NO IMITAR AL PP. La primera de las enseñanzas que le traslada al alcalde es que habló poco  con Vélez. Que daba su voto en positivo y no lo fue. Entendió que se iba a enmendar Gragera a posteriori y que hablaría con el ex de Vox. Pero Cabezas cree que debe hablar con todos y acercar posiciones. Considera que el PSOE ha explicado de manera didáctica su posicionamiento gracias al concejal socialista Javier Monroy y que el hablar y reunirse siempre debió de contemplarse.

SI EN CIUDADANOS SE SIENTEN DIFERENTES AL PP, DEBEN HACER COSAS DIFERENTES. La segunda enseñanza que le traslada al alcalde es que no puede llevar cosas a pleno sin pactarlo con los suyos, “pues el día menos pensado le traicionan, que ya lo están haciendo y no lo digo por el señor Vélez, y le dejan con el culo al aire”. Le advierte que no puede ir como una apisonadora para sacar lo suyo adelante, sin encomendarse a nadie. Que eso “es propio de la vieja política y ustedes habían venido a regenerarla. Si los de Ciudadanos buscaban resultados distintos en la política, no pueden hacer lo mismo que, por ejemplo, ha venido haciendo el PP desde siempre en este Ayuntamiento. Si se sienten diferentes a ellos, deben hacer cosas diferentes”.

SER ALIADOS. La tercera enseñanza que lanza al alcalde tras el pleno de ayer es que deben ser aliados de verdad. Lo dijo Gragera el día de su toma de posesión: “Seamos aliados y no rivales, aparquemos la crispación”. Por eso dice que cuanto más se aleje el alcalde del estilo y moralina de Fragoso habrá menos crispación, aunque los concejales Rottweiler del PP intentarán meter cuchara para sacar tajada. Que Cabezas no ve a Gragera como rival, “para qué le voy a engañar. Sin crispación, sin rivalidad, solo queda ser aliados. Aprendamos a serlo”, le inquiere al regidor naranja. Por eso cree que con más sentido común y menos prepotencia todo se puede lograr. “Aprendamos de lo de ayer, que fue una pifia, un disparate y una insensatez, para no repetirlo, pues nos avergüenza. Pero no hagamos sangre. Por eso le propongo al alcalde que a partir de ahora hablemos, practiquemos la nueva política que nos dará grandes satisfacciones, seamos aliados por la ciudad, apliquemos el sentido común en cada acción a realizar y busquemos el encuentro”, concluye Ricardo Cabezas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad