El portavoz socialista le dice al alcalde que consiente todas las provocaciones de su niño bonito: el concejal de Vox, con toda la complicidad de Gragera. Y le pide a Fragoso que rectifique sus excesos, abusos y bravatas desde el respeto institucional.

El líder socialista confiesa empezar a cansarse de que el tripartito rechace todas sus propuestas y les reprocha que no busquen ni consensos ni acuerdos.

EL ALCALDE Y SUS ARTIMAÑAS. El portavoz socialista, Ricardo Cabezas, ha señalado hoy que en el pasado pleno, en una situación de minoría del Grupo Socialista por faltar dos de sus concejales, incluido él mismo, el alcalde hizo un abuso de autoridad inadmisible, cebándose con la concejala que hizo de portavoz del PSOE y todo para no reconocer dos iniciativas socialistas que suplantó con dos pronunciamientos de alcaldía idénticos a los previos del Grupo Socialista. Unas artimañanas que no son otra cosa que mociones encubiertas del PP para darle la vuelta al pleno sobre la marcha. Que a eso se llama jugar sucio. Para Cabezas el alcalde no representa a toda la Corporación pues es un partidista sectario que no modera el pleno y que solo busca “llevarse por delante al portavoz socialista en los pocos meses que le faltan para irse”.

Cabezas dice que “el alcalde actúa desde el regate corto que siempre nos achaca a los demás y es un juego en el que está continuamente. Se cree que es un animal político, pero de político tiene poco, interviene como un depredador al que nada importa. No puede vivir, no soporta saber que el PSOE le ganó las elecciones y que ha dilapidado la herencia de Celdrán”.

NO A TODO LO QUE PROPONE EL PSOE. Cabezas tiene claro que el tripartito quiere lejos al PSOE. Ninguna iniciativa del PSOE ha prosperado en los últimos 25 años, como tampoco ninguna de las presentadas desde que arrancó la legislatura: propuestas al anexo de inversiones del presupuesto, al plan de impulso, retraso a todas las comisiones extraordinarias que pide el PSOE, rechazo al Pacto de Ciudad, ninguna reunión para cualquier asunto relacionado con el COVID-19 y, cuando las hay por otros temas, son hechos consumados, ningún interés a ideas para mejorar la transparencia, la participación ciudadana o la revisión fiscal planteada. “No a todo, siempre. Nos quieren aplicar el rodillo y que además nos callemos”, asegura el portavoz socialista.

“FRAGOSO NOS HA DECLARADO LA GUERRA”. Ricardo Cabezas le pide al alcalde que reflexione sobre su actitud y formas. Le recuerda que el PSOE tiene sus propias iniciativas políticas y tiene todo el derecho a convertirlas o no en declaraciones institucionales. “Fragoso nos ha declarado la guerra al llamarnos indignos del apoyo popular que tuvimos el año pasado. Vamos a hacer oídos sordos, pero que no cuenten con nosotros para nada. Tras esas palabras Fragoso está al nivel de Vélez y Gragera al nivel de Fragoso”, sentencia.

EL PSOE NO DARÁ NORMALIDAD A LA PROVOCACIÓN. El edil socialista asevera que “nosotros no vamos a dar normalidad a la infamia, afrenta y provocación del ultra de este equipo de gobierno al cual protegen los otros trece concejales y muy especialmente mimado y consentido por el alcalde con la complicidad de Gragera. Nosotros no vamos a dar normalidad a lo anormal. Tampoco en declaraciones institucionales. En nada. Desde que el 14 de agosto pasado el ultra faltó al respeto a 5000 muertos de La matanza de Badajoz y a sus familias, para nosotros la situación es irreversible por que el alcalde no pidió en aquel momento que se retiraran aquellas palabras, sino que las apoyó. Eso indiscutiblemente ha marcado un antes y un después”.

PUERTA ABIERTA AL DIÁLOGO IMPRESCINDIBLE. Ricardo Cabezas dice que el alcalde “no está para dar lecciones tras “coser” un equipo de gobierno con dinero de todos sin más aspavientos; ni tiene siempre razón aunque sea un experto en retorcer la verdad hasta manipularla; ni le consentimos que utilice la política para convertir este ayuntamiento en un cortijo donde él sea el señorito Iván y yo Paco el Bajo. Le exijo al alcalde disculpas públicas y que retire esas palabras desmedidas del acta del pleno. Es indecente que diga que no estamos a la altura de la representación que tenemos y que toda la culpa vaya a la oposición. ¿Él sí está a la altura?, ¿él no ataca en los plenos ni provoca? Que se lo haga mirar”. Le pide “al tripartito respeto y que se dirijan a nosotros lo menos posible. Que yo sé que ellos prefieren que no exista oposición, que no les critiquemos ni que les hagamos propuestas, que estemos mudos… Pero también debo ser responsable y dejo una puerta abierta al diálogo imprescindible, pues represento a muchos pacenses y debo ser receptivo, pues ellos merecen generosidad, pero estamos hartos de poner la otra mejilla”.  

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad